Una familia de seis personas apenas pudo sacar algunas pertenencias de su casa que hoy está a punto de colapsar en el límite de un voladero de al menos 20 metros de altura.

 

 

La tarde de este miércoles, habitantes del fraccionamiento Lucas Martín, vieron cómo la calle de concreto se partió en dos debido a un deslave. Molestos, aseguran que la inmobiliaria Promiv Bienes Raíces Xal. construyó más casas -con valor unitario de un millón 300 mil pesos- sobre la frontera de una barranca donde el piso no es firme y fue rellenado con arena.

 

“Así no era el proyecto que nos prometieron; esa casa que está por irse abajo y estuvo clausurada por un tiempo porque solo rellenaron con arena para emparejar el suelo”, contaron vecinos que solicitaron el anonimato.

 

 

Familias se muestran preocupadas debido a que ahora la parte trasera de sus viviendas permanece acordonada, con la advertencia de autoridades municipales de que al menos dos están en alto riesgo de colapsar.

El fraccionamiento Lucas Martí se ubica en una zona boscosa en los límites de Xalapa y Banderilla, a dos kilómetros de la colonia 21 de marzo, otra zona boscosa de asentamiento irregular donde murieron siete personas durante el paso del huracán Grace.

 

 

Los afectados por este deslave en Lucas Martín cuestionan a autoridades estatales y municipales sobre el permiso a Promiv Bienes Raíces Xal. para construir en esta zona considerada por ellos mismos como de alto riesgo.

Agregaron que el espacio que abarcan unas diez casas que hoy están en riesgo estaba destinado en el proyecto original para un área verde y una calle que sería una salida del fraccionamiento Lucas Martín.

Elementos de Protección Civil del Ayuntamiento de Xalapa acordonaron la zona, sin embargo, el espacio sigue siendo utilizado por personas que pasean sus perros y caminan para hacer ejercicio. “Si no previenen esto puede ser una tragedia”, insistieron los afectados.