“Xalapa se nos está cayendo (…), como mi casa”, dice Alí Mendoza Castillo, mientras ve el portón de su vivienda a punto del colapso sobre un río de aguas negras que pasa por la calle Camino al Castillo, en la colonia Higueras.

El 21 de agosto el huracán Grace destrozó el puente que comunica a esta localidad con la cabecera municipal, justo a unos metros del hogar de Alí. Su vivienda, como otras propiedades en la zona, también resultó afectada.

 

 

“Generalmente pongo mi coche en la entrada, era nuestro acceso principal. Ese día algo me dijo que debía moverlo y lo puse en el patio de atrás, si no hubiera hecho eso seguramente se hubiera caído al río”, recuerda.

 

Alí explica que las aguas pluviales y aguas negras se concentran justo en la zona de desastre que únicamente ocasionó pérdidas materiales y colapsó un puente. Desde antes del paso del huracán ya había afectaciones en esta zona a causa de las lluvias, de lo que existe constancia en medios de comunicación, aunque no hubo respuesta ni acciones de prevención.

 

“Nosotros teníamos el temor de que pasara algo como esto. Pedimos la intervención de la Comisión Municipal de Agua Potable y Saneamiento; de la Dirección de Obras Públicas y del alcalde, Hipólito Rodríguez.

“Los funcionarios firmaron, recibieron nuestra solicitud, pero no hicieron nada”, lamenta Alí, a más de dos semanas de los destrozos que dejó el huracán. Pese a que su casa sufrió daño estructural, según un dictamen elaborado por Protección Civil, tampoco le han informado que acciones se tomarán para que él y su pareja no corran riesgo".

 

 

En la capital de Veracruz el huracán “Grace” costó la vida a siete personas, incluyendo a una niña en la Colonia 21 de marzo. En la colonia Brisas del Sedeño una familia fue sorprendida por un alud y murieron 5 menores y su madre.

El pasado primero de septiembre el alcalde Rodríguez Herrero, informó que familias que habitan zonas de riesgo y fueron afectadas por el huracán Grace serán reubicadas por parte del Instituto Veracruzano de la Vivienda (INVIVIENDA). Sin embargo, advirtió que los trámites llevarían cuatro meses.

De acuerdo con el munícipe se construirán casas para las familias más afectadas en un terreno de una hectárea, cercano al Instituto Tecnológico Superior de Xalapa (ITSX). Sin embargo, damnificados como Alí no saben qué tipo de ayuda recibirán.

 

CARRETERA COLAPSADA

La fuerza del agua generada por Grace fue tal que destrozó un puente de la carretera Xalapa-El Castillo. Desde entonces dicha vía también permanece incomunicada y las autoridades no han informado a los pobladores de la zona cómo procederán para repararla.

 

 

Se trata de un río formado por aguas negras y pluviales captadas de diferentes zonas de Xalapa, incluyendo la colonia México; Revolución; Sumidero; Jardines; Higueras y Casa Blanca.

Con base en el dictamen de Protección Civil, Alí Mendoza afirma que se puede reparar la parte afectada de su vivienda. Por ello continúa esperando que el municipio o el Gobierno del Estado le respondan.

Mencionó que en este lugar también pasa la tubería de otro drenaje, la cual estaba protegida por un muro de concreto que colapsó con la fuerza del huracán. Ahora existe el riesgo de que el tubo se rompa y las descargas continúen afectando la zona debido a que la temporada de lluvias acaba de comenzar.

 

“Si este problema persiste, aunque la carretera a El Castillo se arregle va a seguir cayendo. El problema está aquí y la caída de agua persiste; por las lluvias rompió un muro de contención de una tubería de aguas negras, esto puede seguirse agravando”, alertó el afectado.

 

 

En la zona, el tráfico vehicular se ve interrumpido por los daños y los automovilistas deben tomar una vía alterna que no está construida para soportar el paso de unidades pesadas, por eso se registran choques leves y algunas unidades pesadas se quedan prensadas.

 

CAMPESINOS PIDEN REPARAR VÍA

Los lugareños advierten que la temporada de zafra y la cosecha de café están por comenzar. La carretera Xalapa-El Castillo es utilizada para llevar la caña recién cortada al ingenio de Mahuixtlán, en Coatepec, por eso necesitan la intervención de las autoridades.

 

 

José Torres Santillán, líder vecinal en la zona afectada, explicó que desde hace 8 años se descargan los drenajes del sector 5 y 10 de la ciudad en esta área. Desde entonces los deslaves y las afectaciones a vecinos van en aumento y ahora los productores y otros sectores económicos pueden resultar afectados.

 

“Se estarían viendo afectados los productores por el tráfico, porque la calle que se está utilizando no es recta y complica el paso. En estos días se han atorado hasta tráileres, pero el gobierno municipal dice que todavía no hay dinero para la obra.

“Yo metí papeles hace como un año porque ya había daños con las lluvias desde hace meses. Vienen, pero ahí se queda, como todo. Gobierno estatal, Protección Civil sí vinieron, pero solo a ver, después del huracán estábamos sitiados de patrullas, pero para qué si no se soluciona”, refirió.

 

El vecino comenta que era inminente este desastre. Él también había metido papeles, hablado con autoridades junto con los vecinos que estaban preocupados, pero esto no sirvió para generar una solución.

“El puente ya se cayó, el descargue del agua viene a dar aquí. Nos dicen que el puente tenía más de 20 años, no estaba bien hecho, el cimiento se puso de piedra sobre piedra, por eso vino el agua y se lo llevó.

 

“Tenía un cimiento de 10 metros, 5 metros de altura por 10 de largo y todo se lo llevó. No tenía ni castillos y ahora no hay camino”.