Tras fuertes lluvias, un deslave puso en riesgo a al menos diez casas en el fraccionamiento Lucas Martín, de Xalapa. Una familia ya fue desalojada y parte de la zona permanece acordonada. Para autoridades estatales la inmobiliaria debe hacerse responsable.


Desde el pasado 3 de agosto la familia de seis personas ya no habita la casa que en cualquier momento podría derrumbarse al continuar el deslave del cerro. La inversión de más de un millón de pesos que se pagó por el hogar podría ‘tirarse a la basura’ si cae por el barranco de 20 metros que se encuentra en su patio.

 

Habitantes del fraccionamiento culpan a la inmobiliaria Promiv Bienes Raíces Xal por la construcción de casas en terreno inestable, cuyas bases fueron rellanadas con arena para emparejar el terreno.

 

A tres días del deslave no hay quién de respuesta por los bienes inmobiliarios, cuya situación pone en riesgo la inversión millonaria de familias, además de su seguridad.

 

En conferencia de prensa, este lunes 6 de septiembre, el gobernador de Veracruz Cuitláhuac García Jiménez fue cuestionado al respecto, a lo que respondió que la inmobiliaria constructora está obligada a reparar los daños y realizar un muro de contención.

 

Según el mandatario estatal, Promiv Bienes Raíces Xal ya había sido notificada sobre el peligro de construir en dicho terreno, pues no se contaban con las condiciones para el fraccionamiento.

No se dieron más detalles sobre si autoridades tomarán cartas en el asunto contra la constructora o para salvaguardar la vida de las familias que aún habitan en Lucas Martín.


Las condiciones de tormentas eléctricas continuarán al menos hasta la primera quincena de septiembre, lo que podría propiciar fuertes lluvias en la capital, lo que podría aumentar el deslave en Lucas Martín.