El proceso de cobranza de los créditos otorgados por el Gobierno del Estado a empresas debido a las afectaciones por la pandemia “está muy lento” .


Esto lo señaló el secretario de Desarrollo Económico y Portuario, Enrique Nachón García, detallando que de las 10 mil empresas beneficiadas con 10 mil pesos únicamente el 52 por ciento ha ido pagando.


“Del gobierno del Estado se dieron 10 mil créditos de 10 mil pesos; está por ejercerse la cobranza, está muy lento, no se ha cobrado todavía todo”, mencionó el funcionario estatal.


Al acudir a las guardias de honor al monumento a Miguel Hidalgo y Costilla, señaló que el Gobierno sólo pudo apoyar con 100 millones de pesos a las Pequeñas y Medianas Empresas.


Reconoció que aunque hay contratos firmados por los propietarios de las empresas y sus avales, si los negocios desaparecieron podrían no cobrar el dinero destinado.


“Esto nos demuestra que tenemos que ser mucho más cuidadosos, que tenemos que apoyar a empresas formalmente establecidas, que tengan arraigno, que tengan cumplimiento, y que paguen impuestos”, observó.


En cuanto a los reportes sobre los pagos dijo que más de la mitad están cumpliendo con los plazos.


“Creo, el último reporte de hace 15 días, traíamos un pago de cerca del 52 por ciento”, explicó.


Añadió que los beneficiarios tenían 8 meses de gracia después de recibir el dinero, con cuotas fijas de 600 pesos hasta liquidar el monto. Advirtió que a quienes no están pagando se les buscará para que salden sus pendientes.


“Se está buscando para cobrarles, a todo el mundo tiene que pagar. Pero si en ese momento no pudieron pagar, desapareció su empresa, se tendrá que reconsiderar ir a un órgano de Gobierno en donde se establezcan las reglas de operación; todo tiene que ser normado y reglamentado”.

Apuntó que a partir de los recursos que se devuelvan podrían destinarse nuevamente a otorgar apoyos a las Pymes.


Explicó que desde el momento en que se les entregaba el crédito, tenían ocho meses de gracia y a partir del noveno mes empezaban a pagar una cuota fija de 600 pesos hasta llegar a los 10 mil que se les otorgaron.

 

"Al resto se les está buscando para cobrarles, a todo el mundo se le tiene que cobrar, pero si en ese momento no pudieron pagar, desapareció su empresa, tendrán que reconsiderar ir a un órgano de gobierno donde se establezcan las reglas de operación. Esto es una cobranza social, a medida que la gente se comprometa a a pagar lo que pidió, podemos seguir prestando". 

 

Recordó que con la pandemia las micro, pequeñas y medianas empresas fueron las más afectadas y que se dio lo que se pudo, porque "nadie está obligado a lo imposible".

 

Recordó que el gobierno del estado destinó 100 millones de pesos para darles créditos a la micro y mediana empresa con lo que pudieron maniobrar.

 

Precisó que a través del gobierno del estado se entregaron 10 mil créditos a empresarios de 10 mil pesos y que están en el proceso de cobranza que, reconoció, está muy lento.

 

"Ellos pudieron con esos 10 mil pesos hacer lo que se podía, tenemos una firma de la empresa y una firma del aval, si desaparecen, qué hago, a quién le cobro, si no está el aval y si no está la empresa, eso nos demuestra que debemos ser mucho más cuidados, que tenemos que fomentar y apoyar a empresas formalmente establecidas, que tengan arraigo y que pagan impuestos", abundó.