Coatzacoalcos, Ver. - El próximo 16 de septiembre se cumplen cuatro años del homicidio de Alberto González Zapot perpetrado en el Puerto de Coatzacoalcos durante el 2017, crimen que no ha sido esclarecido y por el que su madre la señora María de Jesús Zapot Valenzuela sigue pidiendo justicia.

 

Este miércoles 8 de septiembre de nueva cuenta solicitó a las autoridades de la Fiscalía General del Estado (FGE), se pueda esclarecer este crimen, puesto que ella ha denunciado a los presuntos autores del asesinato del joven que contaba con 32 años de edad. 

 

En rueda de prensa señaló que existe lentitud en el proceso, incluso acusó al fiscal regional Claudio Iván Vega Ramos de entregarle un informe que no es satisfactorio para poder resolver este hecho, ocurrido en el Malecón Costero de Coatzacoalcos cuando la víctima iba condiciendo su camioneta particular.

 

”Contiene solamente la sábana de las llamadas con los números que yo di de las 3 personas involucradas en el homicidio de mi hijo”, apuntó.

La madre de Ángel acusa directamente a Sergio "N", Jazmín "N" y Moisés "N" de ser los autores de la privación de la vida de su hijo, y de igual forma del robo en su domicilio particular horas después del crimen. Jazmín era la pareja sentimental de Alberto y asegura fue testigo del ataque. 

 

No hay órdenes de aprehensión

En el proceso solo a Moisés Rosado, se le giró una orden de aprehensión misma que fue ejecutada, pero por el robo al domicilio de la víctima y no por su homicidio, por lo que alegó que no se haya vinculado ambos delitos, actualmente y con medidas cautelares, esta persona fue liberada, sin embargo ya no ha ido a firmar a los juzgados y hasta el momento se desconoce su paradero.

 

“Únicamente lo que pido es justicia, que se realice el protocolo de homicidio, no somos narcotraficantes, soy simple tortillera, con todos los elementos y causales que he presentado a la fiscalía es para que a este punto, ya tuviera las pruebas para decir, ellos lo mataron, yo no lo puedo decir, es la fiscalía”, indicó.

 

Al haber un nulo apoyo por parte de las autoridades locales encargadas de la impartición de justicia, solicitó la intervención directa de la fiscal general, Verónica Hernández Giadáns y del gobernador Cuitláhuac García Jiménez, quien en un encuentro que sostuvo con Zapot Valenzuela, se comprometió a poder dar solución a este caso.