Durante 28 años María Elena Riveros ha pagado por su departamento en el edificio Texolo “C” de la Unidad Habitacional Nuevo Xalapa. A punto de saldar su crédito hipotecario de Infonavit afirma que un muro mal construido le puede arrebatar su patrimonio, así como poner en riesgo su integridad, la de su familia y también a sus vecinos.

Junto a esta edificación se encuentra un cerro que apenas está cubierto por cemento. En caso de que ocurriese un deslave, el corrimiento de tierra iría a dar directamente sobre los pisos de este lugar, en el conjunto de viviendas conocido como “Xalapa 2000”.

 

 

Luego de las afectaciones por el huracán “Grace” y por el sismo percibido este martes en la capital del Estado, los residentes externaron su preocupación ante la posibilidad de que un deslave afecte directamente el inmueble “C”, en donde habitan 16 familias y unas 80 personas en total.

El terremoto de magnitud 7,1 que sacudió al estado de Guerrero, con epicentro al sureste de Acapulco, también fue percibido en Xalapa y causó daños leves a las casas de algunos residentes en la Unidad Nuevo Xalapa.

 

 

Algunos de los departamentos en el edificio Texolo sufrieron fisuras leves, por lo que fue necesaria la inspección de elementos de Protección Civil municipal, quienes tras un día de inspecciones concluyeron que no existe un riesgo latente para los vecinos.

Sin embargo, Elena recordó que el pasado 21 de agosto el huracán "Grace" generó lluvias torrenciales y el muro que se encuentra justo enfrente de su vivienda comenzó a sufrir escurrimientos importantes, los cuales en su opinión la ponen en riesgo a ella y a los suyos.

 

“Aquí nos tocó vivir; esto fue dado por Infonavit. Estamos a punto de liberar las escrituras porque fue un crédito a 30 años, pero con este muro se pone en riesgo todo el edificio en el caso de un deslave.

“Muchos conocidos y amigos me preguntan por qué vivimos en este riesgo, cuando en realidad es la casa que pagamos con nuestro trabajo. De venderlas no podemos ni pensarlo, quién compraría una vivienda en un lugar peligroso”, cuestionó la entrevistada.

 

 

Afirma que tras el sismo de este martes y las lluvias constantes incluso tiene miedo de dormir en su recámara, por lo que opta por pasar la noche en otras habitaciones que no dan hacia la loma que se podría colapsar si el Gobierno del Estado o el Ayuntamiento no intervienen.

De acuerdo con la afectada, todos los residentes pagan sus impuestos municipales, sin embargo, al exigir obras públicas generalmente reciben como respuesta que no están municipalizados, cuando desde hace 28 años adquirieron sus casas a través del Infonavit y su situación sigue sin regularizarse.

 

“No vivimos por gusto, la verdad a mí me da miedo ir a dormir a mi cuarto. Salgo a ver por la ventana y veo el cerro que se puede venir sobre el edificio; yo vivo en el segundo piso y si eso se viene nos taparía la tierra que caiga, lamentablemente vivimos aquí, aquí fue donde nos tocó”, reiteró.

 

HAN OCURRIDO OTROS DESLAVES EN LA ZONA 

Durante el Gobierno de Patricio Chirinos Calero, de 1992 a 1997, ocurrió un deslave que afectó a otros de los edificios de “Xalapa 2000”. Los afectados tuvieron que ser reubicados, pues se trata de una zona de desprendimientos que los ponían en riesgo.

El entonces Gobernador prometió que también atendería el problema en el edificio Texolo "C", sin embargo, no hubo solución durante su administración y los próximos gobernantes no han intervenido para ayudar, pero los deslizamientos continúan registrándose.

 

 

José Pablo Conde Munguía, vecino del edificio , explicó que es urgente el muro de contención debido a que la loma situada junto solo está recubierta con un zarpeado de grava con cemento.

 

“Está hueco, lo que queremos evitar es una tragedia. En el Gobierno de Patricio Chirinos hubo un desgajamiento en el edificio Chiltoyac y nosotros queremos evitar esa situación porque son 16 familias, casi 80 personas las que están en peligro”, explicó

 

 

Refirió que con el paso de los años algunos propietarios originales optaron por vender o poner a la renta sus casas, aunque todavía residen algunos fundadores de esta unidad habitacional debido a que se trata de un patrimonio conseguido con casi 3 décadas de trabajo.

 

“El exgobernador prometió ayuda y no ocurrió nada, nos dejaron al garete y nuestra preocupación es evitar una tragedia”.

 

Conde Munguía opinó que no puede haber ciudadanos “de primera o de segunda”, por eso, aunque algunos funcionarios justifican que no están municipalizados la construcción del muro de contención se puede realizar por el Ayuntamiento o por el gobierno estatal, sobre todo cuando en Xalapa están ocurriendo tragedias debido a los deslizamientos de tierra.

 

SISMO CUARTEÓ EDIFICIOS

Otros lugareños, quienes prefirieron que no se mencionara su nombre, señalaron que durante el sismo registrado este martes 7 de septiembre se registraron algunas cuarteaduras en los edificios, situación que movilizó al personal de Protección Civil municipal.

El director, José de Jesús Vargas Hernández, informó que las cuarteaduras se ubicaron en el cuarto piso del edificio Texolo, situado sobre la Calle Manantiales de Techoacapan y Privada de Manantiales de Techoacapan en Nuevo Xalapa.

 

“Se acudió y el personal pudo percatarse de algunas fisuras en piso y daños por humedad en el inmueble. Este miércoles se realizó una evaluación exhaustiva del Edificio para dictaminar el grado de riesgo”.

 

De acuerdo con los vecinos, los expertos concluyeron en su dictamen que los departamentos todavía se pueden habitar, puesto que los agrietamientos fueron leves y no significan un riesgo estructural.

Vargas Hernández añadió que, al finalizar el movimiento sísmico, el personal implementó un recorrido por las instalaciones en este y otros puntos de la ciudad, algunos de los cuales son considerados estratégicos, aunque los daños fueron mínimos.