Veracruz, Ver.- Propietarios de la vivienda ubicada a un costado de la Torre Centro, que se encuentra a una cuadra del malecón de Veracruz, denunciaron daños en los muros y cimientos desde que inició la construcción del edificio y que con el temblor del martes 7 de septiembre empeoraron.

Gabriela Pastrana Saavedra, propietaria de la vivienda localizada en el callejón José Peña, justo a un costado de la Torre Centro, denunció que después del sismo en su casa se cuentan más de 90 grietas.

 

 

Antes del temblor, la familia que habita este domicilio afirma que reclamó a los responsables de la construcción por daños que se detectaron en los muros.

En ese entonces recibieron atención y la constructora se hizo responsable de las reparaciones, incluida la reconstrucción de uno de los muros; sin embargo, el sismo de magnitud 7.1 que cimbró al puerto de Veracruz reabrió las grietas.

 

 

Los daños causados generan incertidumbre en la familia de Gabriela Pastrana, pues hacen dudar de la resistencia de la vivienda luego de que se construyera el edificio que colinda con el costado y la parte trasera de su propiedad.

 

"Después del sismo se hicieron grietas y unas que ya estaban y que habían reparado se hicieron más grandes. El día del temblor la casa se movía y se escuchaba como tronaba la casa, las grietas nuevas se ven más prolongadas y más abiertas, nos preguntamos qué puede pasar en el futuro, porque los temblores no se sienten".

 

Los propietarios de la vivienda afirmaron que antes de que iniciara la construcción de la Torre Centro, con otros temblores de mayor magnitud como los ocurridos en septiembre del 2017, la casa no presentó afectaciones.

 

 

Por lo anterior, pedirán la intervención de autoridades municipales y estatales para que obliguen a los responsables de la construcción del edificio a realizar las reparaciones completas a la vivienda para evitar riesgos al concluir la obra.

 

Ft

 

"Vamos a solicitar dos cosas importantes, que ya sea que nos paguen la casa o la vuelvan a construir desde el cimiento para que pueda soportar el peso del edificio que tenemos a un lado, porque de lo contrario esto es un cascarón que en cualquier momento se puede caer."

 

Polémica Torre Centro

La construcción de la Torre Centro fue suspendida en dos ocasiones por autoridades del Gobierno del Estado, que se dispusieron a realizar supervisiones a más de un año de iniciada su edificación solo hasta que el presidente Andrés Manuel López Obrador declaró en el mes de julio que no le gustaba la vista que generaba en el entorno urbano del malecón de Veracruz.

 

 

La última suspensión de la obra se impuso por la Procuraduría Estatal de Medio Ambiente que detectó la falta del Manifiesto de Impacto Ambiental en la construcción, pero esta se levantó el martes 7 de septiembre, luego de que los constructores ganaron la suspensión provisional a través de un recurso de amparo.

De manera reiterada, el discurso del gobierno de la 4T ha sido que la administración municipal incurrió en la entrega de licencias de construcción de manera irregular, sin embargo, el presidente municipal Fernando Yunes Márquez argumentó que la empresa responsable cumplió con los requerimientos.

El alcalde incluso afirmó que en su momento autoridades federales como la Comisión Federal de Electricidad y el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), dieron su visto bueno a la obra.

Por su parte, los vecinos afectados afirman que en ningún momento fueron consultados sobre su punto de vista para la construcción del edificio, que en un inicio no pensaron que se trataría de una construcción elevada.

"Lo primero que pasó fue que al principio ellos no se acercaron con ninguno de los vecinos para que nosotros estuviéramos de acuerdo, no sabíamos ni de qué tamaño iba a ser, pensamos que era un hotel de tamaño regular, ya cuando vimos la magnitud de los pilotes de 15 metros y los golpeteos constantes desde hace dos años la casa se ha ido resintiendo muy fuertemente en fracturas", declararon.