Xalapa, Ver.-  El gobierno del estado logró disminuir en más de cinco mil millones de pesos la deuda pública estatal, sin embargo, han usado la liberación de los compromisos con la banca privada para contratar nuevos préstamos, confirmó el secretario de Finanzas y  Planeación (Sefiplan), José Luis Lima Franco.

 

En conferencia de prensa, desde palacio de gobierno, refirió que el gobierno de Morena bajó los pasivos que le fueron heredados de la administración de Miguel Ángel Yunes Linares, luego de que el Congreso, con mayoría de Morena, aprobó la reestructuración.

 

Cuando llegó el gobierno de Morena, en diciembre del 2018, se tenía un reporte de 59 mil 653 millones de pesos de deuda bancaria y pasivos a corto plazo, para el 2019 el monto pasó a 55 mil 651millones de pesos; y en el 2020 el monto que se reportó ante hacienda federal fue de 54 mil 610 millones de pesos.

 

En ese sentido, detalló que del 2018 al 2020 se logró bajar la deuda con los bancos hasta en cinco mil 43 millones de pesos, y para mantener esa tendencia a la baja, este 2021 se reducirá en 100 millones menos. En la presentación de la cuenta pública de este año se reportará una deuda de 54 mil 514 millones de pesos.

 

Con la reducción de la deuda se logró obtener nuevos créditos que permitieron generar la reactivación económica de Veracruz, al hacer más infraestructura y se mantiene la disminución de la deuda total del Estado, planteó el funcionario estatal. 

 

Por su parte, el gobernador Cuitláhuac García Jiménez explicó que la Sefiplan pagó impuestos retenidos de la Universidad Veracruzana, la Fiscalía General y el propio Ejecutivo por 11 mil 718 millones 712 mil pesos, “tan solo de la SEV son siete mil 652 millones de pesos”.


La intención, es ir bajando toda la deuda pública para poder ir liberando dinero para otro tipo de acciones del gobierno, “algunos titulares hicieron parecer que contratamos más deuda, pero no fue así, le hemos ido bajando”.