Coatzacoalcos, Ver.  - Para el representante de la casa del migrante “Santa Faustina Kowalska” Guillermo Ramírez Garduza, las redadas son innecesarias en el sur de Veracruz, por lo que criticó estos operativos encabezados por el Instituto Nacional de Migración (INM), Guardia Nacional y Ejército Mexicano, dónde dijo se violenta las garantías de los extranjeros que transitan en territorio mexicano.


Apenas, el pasado 9 de septiembre, en el municipio de Las Choapas se realizó una redada donde más de 200 migrantes, en su mayoría de Haití, fueron detenidos por los elementos, en acciones que, de acuerdo con pobladores golpearon a los migrantes sin importar que hubiera mujeres y niños.


“Al momento en que hay redadas ellos (los migrantes) tienen que salir corriendo al monte entre la maleza poniendo en riesgo su vida, ellos han llegado cansados y no quieren pasar por el país así, que quisieran que los dejen pasar”, aseguró Guillermo.


Ante una mayor presencia de haitianos en el sur de Veracruz, Ramírez Garduza  justificó que su salida se debe a la crisis económica y social que enfrentan en su país, por lo que buscan mejores oportunidades para sus familiares, de ahí que viajen con sus esposas e hijos.


Insiste al gobierno mexicano, que sea más tolerante con los indocumentados y se respete su libre paso por el país, pues argumentó que México se ha caracterízado por su solidaridad y humanidad.


“Además ellos no se quedan, llegan y se van, por lo que pedimos al gobierno de México que no los molesten,  reiteró.


En la casa del migrante "Santa Faustina Kowalska"  han atendido a más de 300 haitianos en los últimos días, todos han pernoctado menos de dos días y después continúan con su ruta hacia el norte del país. Algunos de ellos llegan con heridas en los pies por el largo viaje.