La joven Karla Pulido, quien fue atacada a martillazos presuntamente por su exnovio Ernesto T. el pasado 31 de agosto, recobró la conciencia este martes 14 de septiembre.

 

Su madre Corey Pulido Grande anunció la noticia en sus redes sociales a 15 días del ataque que la joven sufrió en su domicilio, en la colonia Zaragoza del puerto de Veracruz.

Karla Pulido se mantuvo inconciente durante dos semanas luego de que ingresó al Hospital de Alta Especialidad de Veracruz (HAEV) con traumatismo craneoenfálico severo, pues los martillazos le hundieron el cráneo y le inflamaron el cerebro.

 

La mañana del pasado 31 de agosto, la joven fue encontrada con heridas en la cabeza, en medio de un charco de sangre y junto a un martillo que su exnovio habría utilizado para golpearla.

 

De acuerdo con la vecina que la encontró, en el departamento de la joven se escuchaban golpes y gritos, por lo que subió a ver qué pasaba, pero Ernesto T. salió a decirle que estaba matando un par de ratones.

 

Momentos después, el exnovio de Karla salió de su departamento y le dijo a la vecina que iría por un refresco, pues a la joven se le había bajado la presión por el susto, sin embargo, nunca regresó.

 

Al lugar arribaron paramédicos que auxiliaron a Karla, quién alcanzó a decir el nombre de Ernesto, su presunto agresor, quien según Corey Pulido, ya la había agredido hace tres años en el municipio de Cosamaloapan cuando aún eran novios.

 

Ernesto T. se encuentra prófugo de la justicia, mientras ciudadanos del puerto de Veracruz realizan una campaña de búsqueda en redes sociales para encontrarlo.