“Que la fiscalía no trabaje al madrazo”, pidió María Leticia Araiza, madre de Diana Patricia, mujer liberada este 14 de septiembre, luego de ser encarcelada casi por cuatro meses por abortar en un baño público en Veracruz.

María Leticia recibió a su hija en su casa luego de que Diana Patricia fue declarada inimputable por padecer una discapacidad y sufrir un aborto en un contexto de violencia familiar, como comprobó la defensa legal ante el juez en la audiencia incidental el pasado martes.

“Estoy contenta porque la liberaron, por mi nieto, porque el que sufría era mi nieto; pero yo decía que hicieran su trabajo bien, a veces hacen trabajos al madrazo, no hacen bien su trabajo”, dijo la madre de la joven sobre el desempeño de las autoridades que presentaron la acusación de homicidio doloso en razón de parentesco en contra de su hija.

Diana Patricia fue detenida el 29 de mayo, luego de que sufriera un aborto espontáneo el 23 de ese mismo mes cuando se encontraba en un baño de la tienda Soriana en el municipio de Oluta.

La Fiscalía General del Estado difundió un comunicado en el que señaló que se investigaba el homicidio de un recién nacido, en referencia al caso Diana, pues se le acusaba de haber privado de atención médica a un bebé que había nacido vivo.

La versión de la FGE desechaba el contexto de violencia en el que la joven de 23 años vivía con su pareja, a quien había acusado antes por agresiones físicas.

Por su parte, colectivas feministas reprobaron la postura de la autoridad porque consideraban que la criminalizaba; al mismo tiempo pidieron la liberación de la joven.

 

“Yo estoy contenta por mi hija, yo no se lo deseo a nadie, hay veces que hay personas en el reclusorio que son inocentes y no llega su liberación, esto no se lo deseo a nadie, yo estoy contenta de ver a mi hija”, dijo Maria Leticia Araiza tras la liberación de Diana Patricia.