​Totalmente ensangrentada fue hallada una mujer sobre una banqueta de la avenida 20 de Noviembre a la altura de la empresa dedicada a la venta de materiales de construcción en el punto conocido como “El 2-20”, y a quien algunos taxistas y conductores reportaron a las autoridades pues se le notaba bastante malherida.

Se trató de Guadalupe García Álvarez, de 30 años de edad, quien fue atendida por paramédicos de Protección Civil municipal, al mando del director de la dependencia Francisco Castillo Reyes, quien alrededor de las 00:00 horas ya de este martes, fue encontrada desangrándose.

Indicó a los rescatistas que fue agredida por su marido, quien trabaja como velador en la tienda de venta de materiales para la construcción “Arroyo”, quien le pegó a tal grado que “le abrió” la cara y la cabeza a golpes.

Sobre la razón de la agresión, la mujer no quiso abundar sobre el tema, pero dijo que se trató de una discusión que tuvo con su esposo la que derivó en el maltrato que sufrió, pero no quiso proceder contra él.

La dama maltratada solamente se limitó a recibir los primeros auxilios, pero se negó a acudir a un hospital o clínica para que la atendiera un médico y pidió que la trasladaran a su domicilio en la calle Cacao en la colonia Aviación.

La Policía Municipal tomó datos de los hechos, pero al no haber flagrancia no se detuvo al agresor, quien pasará a ser parte de las cifras de maltratadores que quedan impunes de dar mala vida a sus parejas.

En Las Choapas,  en el caso de las mujeres víctimas de violencia doméstica no todas denuncian sino que se conforman con dejar encarcelados a sus agresores las 36 horas en los separos de la Policía Municipal, explica el jefe de la corporación, José Javier Zúñiga Carrasco.

Los fines de semana son cuando se presentan mayormente los llamados de auxilio por parte de mujeres, ya sea a través de la línea de emergencia 911 o directamente a la comandancia de policía preventiva en el número 9232370086.

El consumo de bebidas embriagantes es uno de los principales detonantes de violencia doméstica, explica el director de la policía local, y hay casos en los que la pareja se pone a tomar y ya bajo los influjos del alcohol recuerdan viejas rencillas o por cuestiones de celos y terminan en violencia física.

 

Con información de Presencia MX