La Fiscal general de Veracruz, Verónica Hernández, reconoció que Diana Patricia “N” padece un trastorno mental y a pesar de ello fue encarcelada durante tres meses e imputada por homicidio doloso, tras haber perdido a su bebé de siete meses de gestación en un baño público. 

Este padecimiento psicológico de Diana Patricia fue revelado por María de la Luz Estrada, una de las activistas que acompañó el juicio contra la joven originaria de Acayucan, en una entrevista con E-Consulta Veracruz.

Diana fue detenida el 28 de mayo de 2021 luego de perder a su bebé de en un baño de Soriana, en el municipio de Oluta. En una actuación exprés, el ministerio público de Acayucan en cinco días solicitó una orden de aprehensión contra la joven y la señaló ante un juez por el delito de homicidio doloso en grado de parentesco y no por aborto, agravio que para entonces no ameritaba la medida cautelar de prisión preventiva.

María de la Luz Estrada, también coordinadora del Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio en México, expuso que la abogada independiente Susana Semein recabó información con vecinos de Diana, quienes le dijeron que desde tiempo atrás padecía una discapacidad mental, condición que por ley la hace inimputable, es decir, que la exime de cualquier juicio en su contra; mismo criterio que aplica para menores de edad.

Cuestionada al respecto, la fiscal Verónica Hernández dijo que Diana fue detenida porque se le consideraba presuntamente responsable de un delito y reiteró que el abogado de la joven solicitó una audiencia incidental para sobreseer el caso. “Por parte de la defensa y la fiscalía se hicieron los dictámenes periciales, se solicitó al juez que autorizara una valoración siquiátrica para determinar, precisamente, el trastorno fiscal que tiene”, dijo.

Ante la pregunta sobre qué tipo de trastorno padece Diana, la Fiscal se limitó a decir que eso lo determinará otra valoración que permitirá un juez. Lo anterior, a pesar de que legalmente el juicio contra la joven ya concluyó o fue sobreseído. “Lo importante es que ella está en libertad, que goza de los derechos fundamentales y que se actuó con perspectiva de género”, concluyó la funcionaria.