"La Chiquis" Gallardo se prepara para volver a las canchas con la segunda generación de "Las Crazys", equipo de futbol 7 conformado por integrantes de la comunidad LGBT+ de San Andrés Tuxtla.

Entre viejas conocidas y rostros nuevos, "Las Crazys" renacieron para unirse al cuadrangular de fut7 que iniciaron "Las Panteras Rosas" de Alvarado y en el que juegan tres equipos más de la región de Los Tuxtlas y la Cuenca del Papaloapan.

"Me gustaría volver a jugar", dijo "La Chiquis" Gallardo, quien hace casi 30 años fundó el equipo de "Las Crazys" junto con más compañeras de la comunidad lésbico-gay del municipio de San Andrés Tuxtla. 

La segunda generación del equipo debutó el pasado 9 de septiembre en un partido amistoso contra "Las Nenas" de Ángel R. Cabada, misma forma en la que fueron los comienzos de las originales "Crazys" de "La Chiquis" Gallardo en las canchas de futbol convencionales.

A más 20 años de que el primer equipo de "Las Crazys" abandonara las canchas de futbol, la nueva generación volvió, pero ahora en el fut7, debido a la invitación de los otros equipos que integran el cuadrangular LGBT+.

Naomi Cano, reconocida como la primera mujer transgénero en San Andrés Tuxtla, buscó a las fundadoras de "Las Crazys" como "La Chiquis" Gallardo e Isidro Martínez para armar de nuevo el equipo.

"La intención es, por el momento, llevar a cabo partidos amistosos y posteriormente formar un cuadrangular en el que participen los equipos de Alvarado, Tlacotalpan, Cabada, Lerdo y San Andrés Tuxtla", comentó Julio Segura Samano, coordinador de márquetin del equipo.

El equipo cuenta actualmente con 14 jugadoras, todas integrantes de la comunidad LGBT, entre ellas un hombre transgénero y Juan Velasco y Jacky Bernal, quienes también estuvieron en la primera generación.

 

HACE 30 AÑOS COMENZARON JUGANDO CONTRA MUJERES

Cuando "Las Crazys" aparecieron por primera vez hace casi 30 años ya había equipos de futbol de mujeres en San Andrés Tuxtla, a quienes los integrantes de la comunidad LGBT se enfrentaban inicialmente pese a las diferencias físicas.

"Había desventaja pues de una u otra forma nosotros tenemos más fuerzas que las mujeres a pesar de que ellas tenían más tiempo jugando futbol", indicó "La Chiquis".

 "Las Crazys" se opusieron a jugar contra equipos femeniles debido a que tenían ventajas físicas, por lo que aceptaron pronto una invitación para jugar en la Liga Intersemanal en la que se les permitió participar con seis jugadoras LGBT y cinco hombres heterosexuales.

El equipo jugó ininterrumpidamente en varios torneos durante tres años y posteriormente lo hizo en partidos amistosos, pero desapareció poco a poco, hasta que recientemente la comunidad LGBT decidió rescatarlo.

A sus 54 años, "La Chiquis" Gallardo espera incorporarse al equipo como ya lo hicieron las fundadoras Juan Velasco y Jacky Bernal, pero por ahora se prepara para que su condición física le permita volver a jugar futbol.

Desde niña jugó al futbol, por lo que siempre tuvo más noción del deporte que el resto de sus compañeras, que desconocían que era un saque de banda, cómo patear el balón y otras situaciones que terminaban cobrándoles factura, pero que, aseguró, eran acciones "bonitas y chuscas".

 

FUTBOL, DEPORTE QUE VISIBILIZA LA DIVERSIDAD SEXUAL

Aunque la mayoría de las integrantes de la primera generación "Las Crazys" desconocían cómo era jugar al futbol, deseaban hacer deporte y que la comunidad LGBT+ en San Andrés Tuxtla se visibilizara, como ahora que el equipo regresó.

"Nos sentimos muy satisfechos, creemos que podemos servir de ejemplo para futuras generaciones, que sepan que los campos en que se pueden abrir camino son muy diversos.

No deben de tener miedo de querer formar parte de proyectos que perduren pero que, sobre todo, ayuden al cambio", mencionó Julio Segura.

La aceptación que el equipo tuvo en su debut contras "Las Nenas" de Cabada sorprendió a las jugadoras, pues los espectadores la apoyaron y evitaron expresiones de odio u homofóbicas similares al grito de aficionados en los partidos de la Selección Mexicana.

De acuerdo con "La Chiquis" Gallardo, la aceptación que tuvo el equipo no es distinta a la que sus primeras integrantes vivieron en la década de los noventa, pues tanto antes como ahora las jugadoras son personas conocidas en la comunidad y que fomentan un ambiente familiar.

"Nos sentimos arropados por la gente, porque la verdad en nuestros juegos siempre hubo público", expresó.

 

CRAZYS BUSCAN FUNDAR TORNEO LGBT

Según Julio Segura, coordinador de márquetin del equipo, a "Las Crazys" les gustaría tomar la estafeta para organizar la creación de un torneo de futbol 7 LGBT+ en el que estaría confirmada la participación de cinco equipos.

Hasta el momento se tiene el visto bueno de "Las Panteras Rosas" de Alvarado, "Las Tutifruti" de Tlacotalpan, "Las Nenas" de Cabada y "Lluvia de Estrellas" de Lerdo de Tejada; las últimas se enfrentarían este viernes 17 de septiembre al equipo sanandresino.

El expreparador físico de los Tiburones Rojos de Veracruz, Omar Altamirano Villegas, quien estuvo presente en el debut de "Las Crazys", les presentó un proyecto para profesionalizar el desempeño de las jugadoras.

Además, tuvieron acercamiento con Alan Quinto, director del Instituto Municipal del Deporte y director técnico, quien las aconsejó, y con el alcalde Octavio Pérez Garay, quien impulsaría la creación del torneo.

"(El alcalde) dejó abierta la posibilidad de que en la medida de lo posible y las restricciones a causa de la pandemia lo permitan podamos contar como sede para esta liga de futbol LGBT con las instalaciones de la Unidad Deportiva Municipal", declaró Julio Segura.

El torneo de futbol LGBT también se jugaría en el resto de los municipios participantes con la intención de que sus equipos se afiancen en el gusto del público.