Los propietarios de la casa contigua a la nueva Torre Centro, aún en construcción, aseguran que la presencia del edificio está inclinando su propiedad, debido al peso de la estructura, por lo que piden a las autoridades municipales que sean reubicados y que reparen la casa.

Gracia Pastrana, dueña del inmueble afectado, asegura que la familia ya consultó expertos y de acuerdo con un topógrafo que analizó la situación del terreno, la casa sufre de una inclinación de varios grados, y la parte más cerca a la torre es la que se encuentra más hundida.

Esto debido a que la torre se está asentando en el subsuelo, lo que ocasiona que el terreno cercano también se hunda.

"Pedimos que la demuelan y la levanten de cimientos y nos den alojamiento mientras la reparan", dijo la propietaria.

Personal del ayuntamiento visitó la casa y recorrió la estructura para corroborar los daños y la inclinación.

A pesar de que la reparación es posible, esta remodelación no podrá realizarse de manera inmediata, ya que supuestamente deben esperar al menos dos años después de terminada la obra, para que el terreno termine de asentarse y poder reconstruir la vivienda.

Por lo tanto, la familia requiere que sean reubicados de forma temporal, durante la culminación de la Torre Centro y el lapso indicado, así también, piden que se les proporcione una bodega para guardar sus posesiones no esenciales durante ese tiempo.

La señora Graciela Pastrana también mencionó que tienen otra opción, que sería vender la casa y el terreno al ayuntamiento, para poder comprar una vivienda en otro lugar.

La Torre Centro continúa envuelta en polémicas, debido a las críticas realizadas desde el gobierno federal por parte del presidente Andrés Manuel López Obrador, y del gobierno estatal, el cual busca detener la construcción por incumplir, supuestamente, varios trámites y reglas.