De forma sigilosa un camión de limpia pública del municipio de Coatepec se metió por un camino de terracería en la localidad de Tuzamapan. La ruta no es común para estas unidades y los vecinos se extrañaron por el paso del camión cargado con toneladas de basura.

Rápidamente los lugareños se organizaron y avisaron a otros sobre el paso de la unidad, quienes impidieron que siguiera su camino. Días atrás maquinaria pesada también ingresó a la zona y escarbó la tierra de un cañal, por eso los campesinos dedujeron que el gobierno municipal estaba intentando habilitar un tiradero a cielo abierto.

Los pobladores, la mayoría dedicados al cultivo de la caña de azúcar, café y de cítricos, de forma pacífica frenaron al conductor y los trabajadores del municipio optaron dar marcha atrás a la unidad pasada.

Y es que, señalan, no es la primera vez que la administración del panista, Guillermo González Peredo, implementa este tipo de vertederos afectando a ciudadanos de otras localidades.

 

“El municipio ha hecho sus propios tiraderos a cielo abierto como el de Puerto Rico y en La Orduña. Aquí en Coatepec no hay un relleno sanitario oficial y desde que nos dimos cuenta de lo que querían hacer nos organizamos porque un basurero a cielo abierto no va a pasar en Tuzamapan.

“Ya hemos regresado varios camiones que vienen de día o de noche, (se retiran del lugar) porque ven que la gente no les está dando el paso libre y que no nos vamos a dejar”, explicó uno de los campesinos que forman parte de un improvisado campamento que conformaron el pasado 17 de septiembre.

 

TERRENO NO ES IDÓNEO

Los coatepecanos accedieron a realizar un recorrido en el lugar que, insisten, fue acondicionado para servir como tiradero a cielo abierto después de que varias toneladas de tierra fueron removidas con maquinaria pesada.

Explicaron que cerca de ahí se encuentra la localidad de Vaquería y los lugareños están preocupados de que surja un foco de infección para quienes habitan este lugar.

Además, el sitio forma parte de un escurrimiento natural de agua de lluvia que surte cañales y fincas de café, con arroyos que van a dar al río Los Pescados, afluente protegido por habitantes de Jalcomulco –municipio vecino- que impidieron la consumación de un proyecto hidroeléctrico a la transnacional Odebrecht.

Los lugareños evidenciaron que la tierra solo se encuentra unos centímetros sobre piedras, de ahí que no es propicio para un basurero, además de que se trata de un terreno que forma parte de la zona ejidal.

“Aquí se tiene que tomar en cuenta a la población, porque se trata de un ejido y nos tienen que tomar en cuenta. Pero para el basurero se están tomando atribuciones sin consultarnos.

“Esto no puede proceder, ya están a punto de cerrar su ciclo en el municipio este año y nosotros nos quedamos. Ojalá se pare de tajo y ojalá que ya no proceda”, añadió otro de los ciudadanos que integra el campamento, quienes prefieren mantener sus nombres bajo reserva.

 

PROYECTO DE RELLENO SANITARIO NO CUAJÓ

Este medio buscó una postura oficial por parte de la administración de Guillermo González, sin embargo, trabajadores del Ayuntamiento justificaron que “existe mucha desinformación” en los reclamos de los pobladores de Tuzamapan, sin agendar la entrevista con el presidente municipal.

En distintas ocasiones el munícipe ha reconocido los problemas que genera la disposición final de basura en Coatepec. Desde 2019 el presidente municipal anunció que presentó ante la Secretaría del Medio Ambiente (Sedema) y la Procuraduría del Medio Ambiente (PMA) un proyecto regional de relleno sanitario con biodigestor que permitiría a 7 municipios el manejo de sus residuos.

González Peredo también dijo que pidió la autorización al Congreso del Estado y anunció que solicitarían la ayuda de Nacional Financiera (NAFIN), sin embargo, todo indica que la obra quedará pendiente y no se concretará en la actual administración.

Ante la falta de un relleno sanitario municipios como Coatepec, Xico, Cosautlán, Teocelo, entre otros, han tenido que recurrir a vertederos que sirven como “centros de transferencia”.

En el pueblo mágico se han habilitado varios de estos lugares que reciben entre 60 y 80 toneladas diarias, argumentando que cuentan con la autorización de la PMA para recolectar la basura en dichos puntos y después enviarla a rellenos sanitarios como el de Villa Aldama.

Sin embargo, en Tuzamapan los pobladores subrayan que construir un tiradero a cielo o un centro de transferencia en este lugar es un peligro y no lo permitirán.

 

PROBLEMA AÑEJO

Actualmente el municipio de Coatepec, junto a municipios del sur como Coatzacoalcos, se han caracterizado por la habilitación de tiraderos a cielo abierto que funcionan por unos meses.

Así, la disposición de los residuos ha dado tumbos durante toda la administración actual.

Desde 2018 ya había protestas ciudadanas por las medidas adoptadas por el alcalde panista, pues al no disponer de un sitio en concreto, ha optado por los llamados centros de transferencia; ese año intentó establecer uno en la comunidad de Puerto Rico, donde las protestas obligaron a su clausura.

Tras ese episodio, el basurero fue establecido cerca de la localidad de El Grande, donde nuevamente solo se empezaron a depositar los residuos sin un control ambiental adecuado. Después ocurrió lo mismo en La Orduña.

En 2019, la zona conocida como “Isleta Chica”, ubicada entre los municipios de Coatepec y Xico, fue usada como tiradero a cielo abierto entre ambas ciudades.

Ya desde esa fecha se buscaba la intervención de la Procuraduría del Medio Ambiente (PMA) en la zona que antes de ese basurero era un espacio para la siembra de caña, pues dicho actuar se repetía constantemente.

Luego, en 2020, un sitio cercano al libramiento de Coatepec cerca de la congregación “La Laguna” también fue usado para tal fin.

La zona en donde de la noche a la mañana se empezaron a depositar los desechos se encontraba cerca de cultivos de café y caña de azúcar, lo que ponía ya en riesgo los sembradíos.

Además, después de remover la basura el ayuntamiento solamente rellena las zonas y aplana con grava, pero no se disponen de los equipos necesarios para evitar la contaminación.

En ese último caso en particular, los vecinos inconformes denunciaron que no se pusieron lonas para los filtros de los lixiviados, lo que significó la contaminación del suelo y los mantos freáticos.

Uno de los últimos puntos clandestinos, y que también ocasionó molestias entre los habitantes, fue en el ejido de Zimpizahua, donde igual que en otros casos, se acusó que se depositan los residuos cerca de sembradíos de caña de azúcar y café.

Información recabada indica que la empresa Eco-Xal está a cargo de los depósitos de basura, pero presta el servicio de la disposición sin contar con relleno sanitario para ello.

En otras palabras, se invierten recursos públicos sin que exista una obligación de cumplimentar las normas ambientales.

 

PMA NO INTERVIENE

El titular de la PMA, Sergio Rodríguez Cortés informó que presentará en breve el informe acerca de 119 tiraderos a cielo abierto que había en Veracruz y de los cuales algunos se han cerrado mientras que en otros se contempla la creación de rellenos sanitarios regionales.

El funcionario detalló que, junto a la Secretaría del Medio Ambiente, el Órgano de Fiscalización Superior (Orfis) y el propio Congreso, se analizaron los 119 tiraderos y se realizó el compromiso de con las multas que genera la PMA y un fondo de remediación, se construirían los rellenos sanitarios.

Sostuvo que se han establecido convenios con diversos municipios para estos proyectos, pero aquellos que se opongan a la remediación, serán denunciados ante el Órgano de Fiscalización Superior (Orfis) por posible daño patrimonial.

 

“Estamos teniendo ya sitios adecuados, sitios controlados por la Procuraduría y en este periodo, antes de que termine esta Legislatura, nos comprometimos a entregar un informe pormenorizado que surge de un exhorto del Congreso a la Procuraduría”, acotó.

 

Rodríguez Cortés estimó que el informe incluya el número de tiraderos que se han cerrado y a su vez, la proyección de cuántos rellenos sanitarios será posible empezar a construir a partir del año entrante.

Se espera que en el informe se detalle qué pasará con el caso de Coatepec, aunque al ser cuestionado sobre la situación de Tuzamapan el procurador dijo que sus trabajadores todavía no elaboran un reporte oficial.