La Comisión de Vigilancia del Congreso del Estado puede rescindir el contrato al Grupo Mas, empresa público mixta que brinda servicio de agua potable en los municipios de Veracruz puerto y Medellín de Bravo.


La auditora general del Órgano de Fiscalización Superior (ORFIS), Delia González Cobos, recordó que el Grupo Mas y el Instituto Metropolitano del Agua (IMA) obtuvieron pésimos resultados que el órgano fiscalizador plasmó en el Informe de la Auditoría Integral realizado a instrucción de la LXV Legislatura.


De acuerdo con los resultados en 2019 el Grupo Metropolitano de Agua y Saneamiento (Grupo MAS) operó sin certificación de la Secretaría de Salud y cometió diversas irregularidades permitidas por el Instituto Metropolitano del Agua (IMA), las cuales costaron más de 52 millones de pesos a ambos municipios.


“Si requiriera algo más (el Congreso del Estado) nosotros estamos ‘puestísimos’ para apoyar en todo y darle solución; ya no podemos seguir manteniendo órganos que lo único que hacen es medrar y desviar los recursos.


“Digo eso es obviamente que hay una situación irregular ahí y que todavía no se resuelve”, explicó la auditora general, quien refirió que hay ciertos aspectos legales que no fueron cubiertos desde la constitución del Grupo Metropolitano de Agua y Saneamiento.


La auditoría reveló que se ocultó información financiera en el organismo y el mal cuidado que el IMA realiza a los recursos públicos federales originó que se regresaran a la Tesorería de la Federación 26 millones 160 mil 421 pesos, aunque ambos municipios podrían haber obtenido 52 millones 320 mil 842 pesos en total.