"Y vivieron felices para siempre", así terminan muchas películas románticas luego de que la pareja principal se casa y tiene hijos, pero en la vida real no siempre es así, muchas personas pueden ser felices y exitosas después del matrimonio, pues existe el divorcio. 

Lejos quedaron aquellas frases que aseguran que "el matrimonio es para siempre" y que "si no estás casado no eres feliz", desde 1928 es posible divorciarse por el civil y todas y todos pueden hacerlo.  

 

 

Es completamente legal y existen muchas modalidades que se evitan que sigas viviendo en una reunión que no quieres. Tal es el caso del divorcio express, sencillo y rápido, porque no necesitas justificar tus razones.  

Es por esto por lo que en E-Consulta Veracruz te explicamos cómo puedes divorciarte de forma express.  

 

¿QUÉ ES EL DIVORCIO EXPRESS? 

El divorcio incausado o express en México se puede realizar ante un juez de lo familiar y uno de los requisitos que lo representan es que no necesitas justificar o probar las cusas por las que te quieres divorciar.  

De acuerdo con DTA Abogados, solo necesitas presentar la solicitud de divorcio ante el juez para que el proceso sea promovido y la demanda proceda.  

 

ESTO NECESITAS PARA EL DIVORCIO EXPRESS  

Además de la solicitud presentada deberás adjuntar una propuesta de convenio para la otra parte, es decir, para tu próxima expareja, donde menciones datos importantes como la pensión alimenticia, repartición de bienes y liquidación de la sociedad conyugal.  

Por otro lado, deberás anexar en caso de tener hijas o hijos, tu propuesta sobre la guardia y custodia de los menores o incapaces, no olvides respetar horarios de comida, descansos y estudios.  

 

 

En el caso de mantener una deuda conjunta, necesitarás proponer la forma de pagos, hasta que se termine el plazo.  

 

¿QUÉ PASA SI MI PAREJA NO QUIERE?  

Luego de entregado todo lo anterior, el juez notificará a la otra parte (tu pareja) sobre tu oficio y petición, por lo que se llevará a cabo una audiencia para que determinen si lo que propusiste será aceptado o se presentará una contrapropuesta.  

Si ambas partes determinan que están de acuerdo, el juez de lo familiar dictará la sentencia que permitirá disolver el matrimonio, repetirá los derechos y obligaciones de cada parte, así como, establecerá cómo podrán seguir las siguientes sentencias (en caso de necesitarse).  

Con este paso podrás disolver tu matrimonio y decirle adiós a todos tus pesares, pero recuerda que para realizar este proceso lo recomendable es acudir con un especialista.