Xalapa, Ver.-  Si bien algunos maestros se volvieron virales por las acciones que realizaron para dar clases durante el aislamiento que generó la pandemia por el Covid-19, muchos otros, sufrieron de estrés, ansiedad y depresión por el confinamiento y la carga de trabajo que les generó el aprendizaje virtual.

 

Como parte de las acciones para apoyar a la comunidad escolar la Secretaría de Educación de Veracruz (SEV) habilitó la línea 800 para atención psicológica para brindar apoyo a padres de familia y maestros.

 

A través de la línea recibió un total de 349 llamadas, principalmente de maestros que requerían apoyo emocional y asesoría para el manejo de tecnología. Además, canalizó a 47 maestros que presentaron síntomas de estrés, ansiedad y depresión con especialistas. 


Desde el 2019 la SEV anunció la entrada en operación de una línea de emergencia para los maestros; en marzo del 2020 se habilitó con la intención de brindar apoyo psicológico a padres de familia y maestros por las clases virtuales.


Según la solicitud de información pública 00964521 la dependencia recibió más de 300 llamadas desde el primero de abril del 2020 hasta el ocho de julio del presente año.


La Secretaría solo fungió como vínculo de maestros y padres de familia con especialistas de la Secretaría de Salud de Asistencia (SSA), el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y el ISSSTE, que brindaron atención psicológica al magisterio


De las llamadas que se recibieron se canalizaron a 14 maestros con ansiedad, 18 con estrés y 15 con depresión por lo que fue necesario recibir atención especializada en diferentes centros de salud.


A la línea llamaron docentes a punto de jubilarse, con problemas para adaptarse al proceso virtual y personas con estrés y ansiedad.