La Fiscalía General de la República (FGR) de Alejandro Gertz Manero y la Fiscalía General del Estado (FGE) de Verónica Hernández Giadáns, deben aclarar qué pasó con las denuncias interpuestas contra la familia Yunes en Veracruz.


Este miércoles en la conferencia matutina en Palacio Nacional el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, dijo que no le corresponde hablar sobre este tema y pidió que ambos órganos autónomos informen sobre los avances en las investigaciones.


“Yo creo que están escuchando en las Fiscalías, tanto en Veracruz como en la Fiscalía General de la República. Es posible, si así lo determinan, porque son autónomos, que den a conocer si existen las denuncias, si existen las investigaciones y por qué no se les ha dado curso. Que informen, eso es lo que podemos hacer”, señaló.


En la conferencia el presidente fue cuestionado sobre las denuncias penales interpuestas en contra de integrantes de la familia Yunes, incluyendo al exgobernador Miguel Ángel Yunes Linares, así como sus hijos Fernando y Miguel Ángel Yunes Márquez.


Concretamente se le señaló la denuncia en contra del alcalde de Veracruz presuntamente por coaccionar a trabajadores para votar en el pasado proceso electoral con la amenaza de perder el empleo si no lo hacían.
También por la supuesta falsificación de documentos de la alcaldía porteña para que Miguel Ángel Yunes Márquez, hermano del actual munícipe, pudiese competir por la presidencia municipal de Veracruz puerto.


Además, se expuso la investigación en contra del exgobernador, Miguel Ángel Yunes Linares, por los delitos de enriquecimiento ilícito en su paso como titular del Issste y las observaciones del Órgano de Fiscalización Superior (Orfis) por presuntos desvíos en los ejercicios 2017 y 2018, incluyendo la supuesta compra irregular de cámaras de videovigilancia que no funcionaron.


Sin embargo, López Obrador dijo que, aunque tiene información sobre estos señalamientos contra integrantes de la familia Yunes, las instancias competentes para proceder son la FGR y la FGE. 


El presidente pidió que, en caso de no haber elementos, tampoco se fabriquen delitos, aunque se trate de integrantes de la oposición.


“Sí, tengo información, pero no puedo yo meterme por lo mismo; no me corresponde. La Fiscalía es independiente, es autónoma.


“A quién le corresponde: al fiscal, él es el que tiene esta responsabilidad, si hay elementos también, porque si no existen elementos no se pueden fabricar delitos, aunque sean adversarios, eso no: no mentir, no robar, no traicionar”, declaró.


López Obrador añadió que no se puede gobernar sin autoridad moral y no se puede gobernar con un doble discurso.


Además, nuevamente criticó al coordinador de los Senadores del PAN, Julen Rementería del Puerto, por acusar irregularidades en la contratación de personal médico de Cuba, acusando que carecían de título profesional, así como por la investigación que difundió y que se popularizó en redes sociales como “Longaniza Gate”.


“Todos los días cuando no es una cosa es otra; de allá de Veracruz el Senador o diputado que hace la denuncia sobre los médicos de Cuba sin ningún fundamento. Antes había dado a conocer que aquí consumimos, en el Gobierno, en la presidencia, no sé cuánto de comida, no sé qué dijo que eran no sé cuántos kilos de un alimento que, pues este en mi caso no me gusta tanto.


“O sea, es buen alimento, pero a mí me gusta más la butifarra, pero (fue) la gran nota”, ironizó el presidente.