Dos de los cuatro aficionados del América que se vieron involucrados en la muerte de un espectador a causa de una riña en Philadelphia se entregaron ante las autoridades, esto tras ser acusados e incluso perseguidos luego del partido de vuelta de las semifinales de la Liga de Campeones de la Concacaf , donde Philadelphia Union y las Águilas se enfrentaron en suelo estadounidense.

De acuerdo con el rotativo The Philadelphia Inquirer, el pasado lunes por la noche Omar Acre, de 32 años de edad, y José Alberto Flores-Huerta, de 33 años de edad, acudieron con las autoridades locales, donde tendrán que enfrentar cargos por el asesinato de Isidro Cortés de 28 años de edad, además del asalto al padre de Isidro y a una tercera persona.

 

El mismo medio refirió que el capitán Jason Smith advirtió que continúan en la búsqueda de los otros dos acompañantes de Omar y José Alberto, quienes también participaron en la riña durante la madrugada del 16 de septiembre afuera del restaurante Pat’s King of Steaks.

 

Smith fue quien reveló la identidad de las dos personas que hoy son buscadas y que enfrentarán los mismos cargos que Acre y Flores-Huerta. Osvaldo ‘Willie’ Pedraza, de 34 años de edad, y Victor Pedraza, de 32 años de edad, son quienes aún se encuentran prófugos de la justicia.

 

De acuerdo con los videos publicados por la policía el viernes pasado se pudo apreciar que Isidro Cortés, en compañía de su padre y otra persona más que todavía falta por identificar, acudieron vestidos con playera del América a dicho restaurante momentos después del partido de la Liga de Campeones de la Concacaf.

 

Ya durante la madrugada del jueves 16 de septiembre sostuvieron un enfrentamiento contra otro grupo de personas que también portaba ropa del conjunto mexicano, mismo que golpeó a Isidro y a sus dos acompañantes; el más afectado fue el joven de 28 años, pues ya en el suelo fue agredido por cuatro personas.

Con información de Periódico E-Consulta