Después de 30 años de la requisa del puerto de Veracruz, ordenada por el expresidente Carlos Salinas de Gortari, extrabajadores portuarios agremiados a los sindicatos de maniobristas, estibadores y checadores serán liquidados.

Según Alejandro Pulido Cueto, apoderado legal del Sindicato de Maniobristas de Veracruz, confirmó que autoridades de la Secretaría del Trabajo firmaron un acuerdo para que los exobreros reciban los bienes y las cuentas bancarias que se les despojaron durante la requisa.


Ahora, los exobreros que sobreviven a la requisa portuaria de 1991 y sus familiares planean crear una nueva empresa que sustituya a la compañía Servicios Portuarios de Veracruz que operaba en los muelles hace 30 años.


La nueva empresa trabajaría en la Zona I y II del puerto de Veracruz, con el permiso que la Secretaría del Trabajo y Previsión Social les otorga para la competencia libre con los cuatro sindicatos que operan en la zona portuaria tras la requisa del año 91.


Con la liquidación de los extrabajadores portuarios, los sindicatos de maniobristas, estibadores y checadores también empezaron a retomar la posesión de los inmuebles que se les despojaron durante el gobierno de Salinas de Gortari.


De acuerdo con el apoderado legal del Sindicato de Maniobristas de Veracruz, solo falta que se les devuelvan el edificio del Sistema de Atención Tributaria (SAT), ubicada frente al Baluarte de Santiago y la sede activa de la Administración Portuaria Integral de Veracruz.

Anulación de requisa es analogía; es ilegal y nunca fue concluida

Alejandro Pulido Cueto afirmó que el término de la anulación de la requisa portuaria de 1991 es una analogía utilizada por los medios de comunicación, pues en realidad el proceso nunca fue concluido por ninguna autoridad.


El apoderado legal de los maniobristas jarochos explicó que la requisa ordenada por Carlos Salinas de Gortari en el puerto de Veracruz nunca fue cerrada por autoridades judiciales debido a que sabían que era un acto ilegal.


La requisa, dijo, continúa en el aire a 30 años de que la requisa dejó en la ruina a más de 700 socios de la empresa Servicios Portuarios de Veracruz, acusados por el gobierno salinista de actos de corrupción que mermaban el traslado de mercancías en el puerto jarocho.


¿Qué dice el acuerdo de la Secretaría del Trabajo?


Este viernes 24 de septiembre, medios de comunicación dieron a conocer que la Secretaría del Trabajo ordena a través de un acuerdo institucional que los obreros portuarios del ’91 sean reinstalados a sus fuentes de trabajo y se les devuelvan los bienes que se les despojaron.


La orden fue hecha a través del acuerdo, fechado el pasado 21 de septiembre y firmado por Fernando H.  Serrano Monroy, director de Relaciones Interinstitucionales de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS).


Según el documento, el patrimonio despojado en la requisa portuaria de 1991 debe devolverse al Sindicato de Maniobristas, la Unión de Estibadores y la Unión de Checadores, que en aquel entonces conformaban la empresa Servicios Portuarios de Veracruz.


El acuerdo de la Secretaría del Trabajo determina que se devuelvan a los exobreros los edificios sindicales y las cuentas bancarias del Sindicato de Maniobristas y la empresa Servicios Portuarios de Veracruz que se encuentran en los bancos EVERCORE, CitiBanamex y HSBC.


También se ordena la actualización y entrega de pensiones del Instituto Mexicano del Seguro Social a los socios afectados por la requisa y la indemnización del usufructo de la concesión en los muelles y el robo de maquinaria por parte de las empresas ICAVE, CICE, CTV y OPG.