Veracruz, Ver.- "Esto ya no da, la verdad, vamos al día", mencionó Alejandra, quien sobrevive a la pandemia de covid-19 con su negocio de tacos de guisado a un costado del antiguo mercado de pescadería, en Serdán, entre Gómez Farías y Landero y Coss, en la zona centro del puerto de Veracruz.

 

 

Los años de gloria de "Tacos Manuel", negocio que le permitió tener su propia casa y darles estudios a sus dos hijos, quedaron atrás hace 19 meses con el inicio de la contingencia sanitaria por los primeros casos de covid-19 en la zona conurbada.

Alejandra despacha en su puesto sirviendo tacos de pierna, bistec, huevo, asadura y milanesa a sus clientes frecuentes y a las personas que caminan por el centro de Veracruz, pero apenas vende menos de la mitad de lo que vendía antes de la pandemia.

 

"A mí se me cayó más de la mitad, quedé endrogada, imagínate", aseveró.

 

 

La mayoría de sus clientes, quienes eran dueños de negocios del Mercado de Artesanías y de los alrededores, se fueron tras caer en la quiebra debido a los daños económicos que el coronavirus causó.

A sus 55 años, Alejandra vive endeudada; el negocio, afirmó, apenas le da para que ella y su familia coman y para la solvencia de los gastos de una enfermedad, cuyo nombre prefirió reservarse, que enfrenta desde 2019.

 

 

Hace poco que la enfermedad que padece la llevó al quirófano en el Hospital de Alta Especialidad de Veracruz (HAEV), donde los médicos la sometieron a una cirugía que provocó su ausencia de "Tacos Manuel" por dos meses y medio.

 

"Gasto muchísimo, por ejemplo, ahorita tengo consulta el 6 de enero, pero de mis análisis son como tres mil pesos", expresó.

 

Por la cirugía a la que se sometió aún no se vacuna contra la covid-19, pues espera que sus defensas se fortalezcan después de todos los medicamentos que tomó durante su recuperación.

 

TRADICIÓN DE MEDIO SIGLO

Era el año ´70 cuando el padre de Alejandra comenzó a colocarse con un banco de bolero a un costado del antiguo mercado de pescadería, pero por el lado de la calle Mariano Arista, para vender tacos de guisado.

Los primeros guisos eran de huevo hervido y pescuezos de pollo. El segundo ingrediente le dio el sobrenombre de "Don Pescuezo" y así se hizo conocido en varios lugares de la zona conurbada Veracruz-Boca del Río.

 

 

Alejandra llegó a trabajar con su papá a "Tacos Manuel" cuando tenía 11 años, momento en que el negocio comenzó a crecer y el número de guisos aumentó: ahora había de chicharrón, longaniza, rellano, asadura y pollo.

 

"Antes de que él falleciera ya teníamos como siete guisos, pero falleció y quedé yo, de vender tengo 44 años aquí", compartió.

 

 

En aquellos años, "Tacos Manuel" vivió momentos de éxito gracias a la ubicación del mercado de pescadería en la zona centro de Veracruz, que después fue reubicado en la Plaza del Mar, en el bulevar Fidel Velázquez, recordó la mujer.

Actualmente, se turna el puesto con su hermana. Una semana se queda en la calle Serdán y la otra, dentro del Mercado de Artesanías, sin embargo, ahí apenas obtiene menos ganancias.