Homicidio doloso en grado de tentativa es otro de los delitos que enfrentan la diputada local suplente de Morena, Sandra Nelly Cadena Santos, y su esposo, Jesús Portilla García, ex policía federal, quienes fueron enviados a diversos reclusorios de la entidad, luego de que se calificara de legal su detención.

 

Fuentes cercanas al caso revelaron que el sábado por la madrugada, la audiencia inicial tuvo que ser suspendida ya que Sandra manifestó diversos malestares de salud por lo que hasta por la noche del mismo día se reanudó el acto jurídico para definir la situación legal de los dos personajes.

 

Tras la participación de los abogados de la diputada suplente y de su cónyuge, el juez que conoció del caso declaró que el arresto de los dos imputados fue legal por lo que dio oportunidad a que el agente del Ministerio Público formulara imputación o acusación.

 

La representación social informó a la pareja que se encontraba acusada de portación de arma de fuego de uso exclusivo del Ejército, Armada y Fuerza Aérea, además de homicidio doloso en grado de tentativa. De forma inmediata el representante de la Fiscalía General del Estado de Puebla (FGE) leyó los datos de prueba con los que cuenta en el caso, de tal manera que los detenidos solicitaron la duplicidad del término constitucional de 144 horas, para que en una segunda audiencia se defina si serán vinculados a proceso.

 

El juez impuso la medida cautelar de prisión preventiva oficiosa a Cadena Santos y a Portilla García. Ella fue enviada al penal de San Miguel y él al de mediana seguridad, de Tepexi de Rodríguez, donde permanecerán hasta que se defina su situación jurídica.

 

Ambos fueron asegurados el pasado 22 de septiembre durante un cateo de la Fiscalía de Puebla que los descubrió en posesión de diverso arsenal en el municipio de Tecamachalco, por lo que fueron detenidos y presentados ante las autoridades correspondientes.