Veracruz, Ver.- Con un regreso escalonado y modelo híbrido Universidad Veracruzana (UV) prepara retorno a clases a finales del mes de octubre, aseguró el nuevo rector Martín Aguilar Sánchez.

 

Dijo que esta decisión se tomó después de haber aplicado una encuesta a la comunidad estudiantil, la cual contó con la participación del 66 por ciento del total de los estudiantes, los cuales 44 por ciento contestaron que sí quieren regresar presencialmente, mientras que el resto prefiere el modelo híbrido.

“Es una necesidad no solamente de continuar básicamente con el semestre, si no por salud mental y emocional este regreso, tenemos ese primer punto, el segundo es que estamos primero dándole una continuidad al programa que ya se había planteado a la universidad donde se veía la posibilidad de un regreso a clases relativamente pronto, que no ha podido ser”, dijo Aguilar Sanchez.

 

Aseguró que se encuentran trabajando y afinando detalles en cuestión de la infraestructura y preparando los protocolos, así como revisando qué facultades tienen las condiciones para el regreso gradualmente.

Este regreso será acompañado de la instalación de 400 aulas híbridas, aseguró que ya cuentan con el recurso para ubicarlas en cada una de las regiones, también se encuentran revisando las aulas de la región norte, dónde impactó el huracán Grace, pese a eso señaló que la mayoría están adecuadas para el regreso. 

 

Otra de las cosas que esperan es que la mayoría de los estudiantes se encuentren vacunados para garantizar su seguridad.

 

“Hasta hace dos semanas que teníamos el último reporte de los estudiantes vacunados, teníamos un 52 por ciento de estudiantes vacunados nos faltaban Poza Rica y Coatzacoalcos (...) nosotros pensamos que debemos estar sobre un 65 por ciento”, mencionó.

 

Otro de los temas que están atendiendo es la deserción escolar que durante pandemia registró un aumento de 14 por ciento en los estudiantes, aunque esta cifra es desigual ya que algunos se dieron de baja por un semestre y se volvieron a integrar, por lo que se encuentran haciendo un sondeo en todas las facultades para registrar quienes se dieron de baja definitivamente.