En zonas indígenas hay resistencia de la población para ser oscultados por médicos, incluso las mujeres deben pedir permiso a sus maridos para practicarse algunos estudios médicos, como la mastografía.

En Veracruz hay 47 municipios con población indígena, ahí las mujeres no priorizan la necesidad de ser valoradas por médicos, pues prefieren invertir los recursos en comida y tortillas para alimentar a sus familias, confirmó Xóchitl Molina González, directora del Instituto Veracruzano de Asuntos Indígenas en Veracruz

“En nuestras regiones se nos complica un tanto porque hay mucho patriarcado o machismo, entonces estamos en proceso de capacitación y pláticas para que las mujeres y los hombres puedan aceptar este seguimiento, hay mucha resistencia”, platicó en entrevista.


Incluso, mencionó que para que una mujer pueda ser valorada debe contar con el permiso de su marido, o de lo contrario, no puede ser atendida por un médico.


El próximo 19 de octubre, anunció, se va a realizar una campaña para la detección oportuna del cáncer de mama, “va a ser en Benito Juárez y ahí van a bajar de Tlalchichilco, Benito Juárez, Ilamatlán y Texcatepec (…) de ahí nos vamos a la parte de Tantima y vamos a estar en el sur, que es donde se han detectado más casos”. 

En 2019 se realizaron tres mil 800 pruebas para la detección se cáncer y se confirmaron 20 casos, de esos solo dos perdieron la vida, ante lo avanzado de la enfermedad.