Luego de las acusaciones en contra de elementos de la Fiscalía General del Estado por la desaparición de dinero y joyas aseguradas en la escena del crimen del asesinato de la exalcaldesa de Cosoleacaque, Gladys Merlín y su hija Karla Enríquez el 15 de febrero, el gobernador Cuitláhuac García Jiménez, rechazó que se hayan desaparecido estos bienes.

 

En conferencia desde el Palacio de Gobierno, García Jiménez, afirmó que se mantienen bajo resguardo judicial, como parte de las investigaciones que realiza la Fiscalía General del Estado sobre el asesinato de la exalcaldesa y su hija.


“Es falso que se hayan robado el botín, está registrado, está intacto, y forma parte de las diligencias (…), tiene custodia jurídica, está todo debidamente procesado, sí es cuantioso”, dijo el gobernador al respecto.


El 9 de mayo, en conferencia mañanera del presidente Andrés Manuel López Obrador, la secretaria de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), Rosa Icela Rodríguez, informó que durante el asesinato de Gladys Merlín y Karla Enríquez Merlín, se cometió el robo de 3 millones de pesos en joyería y relojería.


Emigidio Merlín, hijo y hermano de las víctimas, trató de abordar al gobernador Cuitláhuac García Jiménez y la fiscal Verónica Hernández Giadáns el martes 28 de septiembre durante una reunión que sostuvieron con autoridades locales y mandos de seguridad en el municipio de Cosoleacaque, para demandar la devolución de los bienes asegurados.


En ese momento afirmó que entre los bienes que “desaparecieron” se encontraba también dinero en efectivo y teléfonos celulares.


García Jiménez señaló que no se sostuvo la reunión con el hijo de la exalcaldesa porque debe de buscar la vía conducente para realizar su petición, pues una entrevista informal con él o la fiscal podría entorpecer las investigaciones.


“Siendo que el hijo, como parte cercana a las víctimas, tiene que buscar las formas legales, no puede ser a través de una entrevista con un servidor o con la fiscal, como se pretenda, puesto que se está en el proceso, la información que se diga ahí puede usase por los abogados de una u otra parte."


Hasta el momento existen cuatro personas vinculadas a proceso por el feminicidio de la exalcaldesa Gladys Merlín y su hija Karla Enríquez; dos guardias de seguridad que habrían facilitado el acceso a los dos presuntos autores materiales del crimen.