Makendi Joseph espera pacientemente su turno junto a su esposa e hijo a las afueras del Instituto Nacional de Migración del puerto de Veracruz; el joven de origen haitiano pero con la estancia legal en Chile, busca legalizar su residencia en el estado de Veracruz para abrir un negocio.

Fueron cerca de tres hora las que tardó en entrar para realizar el trámite migratorio de estancia, mientras elementos de la Guardia Nacional y personal de migración rodean las oficinas por la presencia de los haitianos.

Desde este miércoles 29 de septiembre los migrantes esperan su turno, el tiempo en el lugar ha sido larga y entre ratos se desesperan y reclaman atención, lo que ha motivado el despliegue de los agentes de seguridad.

A diferencia de sus demás compatriotas, Makendi llegó al país con visa de turista, actualmente está haciendo los trámites para realizar su estancia permanente en el estado, con la finalidad de poder emprender un negocio de comida y así en un futuro brindar trabajo a sus connacionales que, al igual que él, desde hace un par de meses huyen de la pobreza de su país.

"En mi país la cosa está muy difícil por problemas políticos, por eso la mayoría está acá, está buscando una vida mejor", aseguró Makendi.

El joven haitiano llegó por avión junto con su familia hace dos días a la Ciudad de México, su destino principal era Veracruz; a través de las noticias escuchaba sobre el aumento del flujo migratorio que registró el estado a mediados de septiembre.

Desde que se incrementó el flujo de migrantes por tierras veracruzanas se realizaron aseguramientos de personas por parte de la autoridad migratoria, el más cercano al puerto de Veracruz ocurrió el 13 de septiembre cuando 50 haitinos fuero detenidos mientras viajaban en ADO en un intento por llegar a Poza Rica a través de la carretera federal 180Veracruz-Cardel.

Actualmente al rededor de 40 haitianos al igual que Makendi esperan a fuera del Instituto de Migración, mientras personal de la Guardia Nacional les solicita sus pasaportes para atender a sus peticiones.