Coatzacoalcos, Ver. - Al lamentar la muerte de tres migrantes de origen hondureño, durante la volcadura e incendio de una camioneta sobre la autopista Nuevo Teapa-Cosolecaque al sur de Veracruz, el representante de la casa del migrante "Santa Faustina Kowalska", Guillermo Ramírez Garduza aseguró que este es uno de los tantos riesgos a los que a diario se exponen los extranjeros en su lucha por el sueño americano.

La noche del pasado martes, además de los tres calcinados, otros 19 personas resultaron lesionadas tras el siniestro; los indocumentados se encuentran internados en hospitales de Coatzacoalcos y Minatitlán.

 

 

En menos de tres semanas, es el segundo caso dónde migrantes pierden la vida al ser trasladados de forma clandestina en las carreteras del sur de Veracruz, toda vez que el pasado 22 de septiembre  cuatro personas de Cuba murieron en la zona de Acayucan cuando viajaban en una camioneta particular.

 

"Es muy lamentable lo que ocurrió hermanito con estas personas, pero algo que no entienden los hermanos mexicanos y de Estados Unidos es que ellos lo hacen por buscar mejores oportunidades de vida, por ello les exhortamos a los conductores a qué no los arriesguen y los trasladen de forma clandestina, ya que puede haber accidentes como este que apenas ocurrió", indicó Guillermo.

 

 

Expuso que además de las redadas, los grupos delincuenciales son otro de los problemas a los que se enfrentan, dónde muchos llegan al refugio con heridas provocadas con armas blancas como machetes y cuchillos.

 

"Ellos venden lo poco que tienen en sus países para salir con algo de dinero y de buenas a primeras se los roban, y no se vale que pase eso porque deberíamos ser consientes y solidarios con los migrantes", expresó.

 

Por ello insistió en que se deben frenar los abusos y extorsiones en contra de este grupo poblacional.