¿Quieres un préstamo, pero estás en con mal historial en el Buró de Crédito? No te preocupes, existen instituciones bancarias que puede ayudarte ante las adversidades, pero necesitas ser muy precavido.  

 

Algunos de estos bancos están abiertos a prestarte dinero en efectivo sin consultar el Buró de Crédito y sin avales, por lo que es una de las alternativas más seguras y rápidas para salir de apuros cuando más los necesitas.  

 

Sin embargo, existen ventajas y desventajas que en E-consulta Veracruz te explicamos.  

 

¿QUÉ EMPRESAS ME PRESTAN DINERO?  

Algunas de las empresas que pueden prestarte dinero aún con mal historial en el Buró de Crédito son AskRobin, Credilikeme, Crezu, Pezetita, HolaDinero, Dineria, Lendon y Credy.  

 

Las ventajas de acercarte a estas empresas es que no revisarán tu historial, no pedirán avales y puedes pedir el préstamo en línea fácil y rápido, pero no siempre es así.  

 

¿QUÉ NECESITO PARA ADQUIRIR EL PRÉSTAMO?  

A pesar de que cada empresa tiene sus propios parámetros, en su mayoría el principal requisito es ser mayor de edad y no superar los 65 años.  

-Ser mexicana o mexicano.  

-Identificación oficial. 

-Cuenta bancaria propia. 

-Correo electrónico.  

-Número de teléfono y/o celular.  

-CURP y RFC.  

 

¿SON SEGUROS?  

En su mayoría lo son, se trata de empresas que buscan ayudarte sin checar tu historial, pero en otras ocasiones, las no registradas pueden ser fraudulentas.  

 

La mayoría de las empresas que resultan fraudulentas son aquellas que te piden dinero antes de entregarte el monto pedido, así que, no olvides investigar ante el Servicio de Administración Tributaria (SAT) si la empresa está registrada.  

 

O en su defecto, puedes revisar si cuenta con un registro ante la Comisión Nacional Bancaria de Valores y en el Buró de Instituciones Financieras de la Comisión Nacional para la Protección y defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (CONDUSEF). 

 

¿QUÉ DIFERENCIA TIENEN CON UN PRÉSTAMO QUE SÍ CHECA BURÓ? 

Las empresas que no checan Buró, pueden cobrar intereses más altos que un banco que sí lo revisa, pues al darte más facilidades intentan compasarlo.  

 

Los plazos para pagar el adeudo son más cortos, van desde pagos diarios, hasta semanales, muy diferente a los pagos quincenales o mensuales de un banco.  

 

No piden anticipos, ni avales (algunas), por lo que pueden existir filtros de evaluación para obtener el crédito externos al Buró de Crédito.  

 

Con un banco o alguna empresa que no checa Buró lo importante es que revises que esté registrada y no se trata de un fraude financiero, que busca dañarte.