Anahí “N” , fue detenida por los presuntos  delitos de lesiones dolosas y maltrato a Miguel N. La orden de aprehensión se giró luego de que se hizo público en redes sociales el maltrato al que sometía a su tío, persona adulta mayor que padece de sus facultades mentales.

 En grupos de Facebook se subió un video, en agosto de este año, en el que se observaba a una mujer golpeando con un adulto al que le recordaba que debía obedecerla, esto en la comunidad de Barrio San Miguel., en el municipio de Coatepec.

 

 

Incluso, el DIF municipal de Coatepec intervino y confirmó el rescate del adulto el lunes 23 de agosto, cuando se recibió un reporte de maltrato en el Barrio San Miguel.

Este viernes ocho de octubre ministeriales presentaron a Anahí N, que fue remitida ante la autoridad judicial a fin de que se formalice su detención.

Un video en redes sociales evidenció el maltrato del que era víctima Miguel “N”, de 58 años, originario de Coatepec. El adulto, que padece de sus facultades mentales, recibía golpes de parte de su presunta sobrina Anahy “N”, quien estaba a su cargo.

El adulto, originario de la comunidad San Luis en Coatepec, fue rescatado por autoridades del ayuntamiento que lo resguardaron en las instalaciones del DIF para ser valorado, toda vez que presentaba signos de anemia y lesiones.

En la grabación, que permitió el rescate del adulto, se observa a la mujer agredirlo con un palo; incluso lo empuja cuando busca alejarse para evitar más golpes. El afectado solo alcanza a quejarse y decir “no, no”.

 

“¿Entonces’, ¿quién pega? Se va a lastimar las manos y usted no entiende, por eso le estoy pega y pega. Se va a lastimar ¿y luego? (…) le digo para que piense, si usted pega, se va a lastimar”, reitera la mujer mientras lo golpea una y otra vez en una pierna.

 

Entre los sollozos del adulto se alcanza a escuchar que le dice “no es cierto Analy”, mientras intenta escapar de la mujer robusta que tiene de frente.

Como parte de los delitos contra la familia se sancionaría de cuatro a seis años de prisión, multa de hasta seiscientos días de salario a quien ejerza cualquier tipo de violencia física, psicológica, patrimonial, económica o sexual, dentro o fuera del domicilio familiar, comparta este o no, en contra de su cónyuge, concubina o concubinario, pariente hasta el cuarto grado en ambas líneas o incapaz, sobre el que sea tutor o curador.