Coatzacoalcos, Ver. – Un habitante de Coatzacoalcos denunció el presunto abuso de autoridad del que fue víctima de parte de elementos de la Guardia Nacional en el Puerto de Coatzacoalcos el pasado fin de semana.

El ciudadano que, omitió su identidad por motivos de seguridad, declaró a este medio de comunicación que la tarde del sábado 9 de octubre salió de su hogar a bordo de su camioneta particular para comprar un pastel para un festejo familiar.

Narra que al transitar sobre la calle 20 de noviembre de la colonia Adolfo López Mateos fue interceptado por una patrulla de la Guardia Nacional, sin aparente motivo le impidieron el paso para realizar una supuesta revisión.

 

“Uno de los elementos me hacía groserías con los dedos constantemente, baje el cristal de mi vehículo y me dirigí a su persona pidiéndole que por favor me diera paso y que dejara de hacerme esa clase de señas con el dedo medio, ya que yo en ningún momento le estaba faltando el respeto y el elemento se bajó de la patrulla argumentándome que lo iba yo a conocer y que me quitaría la camioneta”, detalló.

 

 

Acto seguido, el agraviado decidió retroceder su unidad a toda velocidad y regresar a su domicilio para ponerse bajo resguardo, pues aseguró que temía que le hicieran algún daño, ya que insistió en que los policías tomaron una actitud prepotente.

 

“La verdad acelere una velocidad bastante fuerte por la calle Eleodoro Charis y al llegar a mi casa me di cuenta de que me seguían y llegaron detrás de mí y uno de ellos agarró el portón y me grito que no me dejaría entrar, pero ahí se encontraba toda mi familia y comenzaron a gritarles a los elementos que no somos delincuentes”, detalló.

 

En medio de los reclamos de parte de la familia del agraviado, uno de los elementos desenfundó su arma de cargo (pistola) y corto cartucho apuntándoles a todos los familiares.

 

“Dijeron que ellos son los que mandaban y me dijeron que llamarían ala grúa para que remitieran mi vehículo, argumentando que porque me había dado a la fuga y le conteste espantado que porque tenía miedo porque en todos lados están pasando muchas cosas malas y que ellos están para salvaguardar el orden y apoyar a la ciudadanía”, indicó.

 

En el video que la víctima entregó a este medio de comunicación se observan los reclamos que varias personas le hacen a los elementos por apuntarles con una pistola, a lo que uno de los oficiales responde que las armas que traen no están cargadas.

Después de varios minutos de discusión y al ver que más personas se acercaban los policías federales decidieron retirarse.