La secretaria de Energía (Sener), Rocío Nahle, explicó la reforma eléctrica, la cual dijo no busca nacionalizar empresas que ya participan dentro del mercado eléctrico en México.

 

En conferencia mañanera, la funcionaria federal destacó que la reforma no busca nacionalizar "nada, ni un tornillo, ni una tuerca".

 

Nahle comentó que la iniciativa tiene el propósito de que la Comisión Federal de Electricidad (CFE) cuente con el despacho de la electricidad y que pueda vender electricidad producida y obtener mayores ingresos, así como garantizar bajos precios a 46.2 millones de usuarios.

 

A su vez, el presidente Andrés Manuel López Obrador rechazó que su iniciativa busque la expropiación de empresas privadas, pero advirtió que se buscará que tengan ganancias razonables "a robar a otro lado". Señaló a medios de comunicación de tener una campaña que sugiere el tema de la expropiación.

 

Precisó que busca que la CFE se haga con el 54 por ciento del mercado eléctrico y dejar el 46 por ciento al sector privado.

 

Señaló que las empresas privadas podrían apoderarse de todo el mercado y las tarifas de luz subirían "por las nubes" como pasa en España, de no aprobarse la reforma eléctrica que envió al Congreso de la Unión.

 

En conferencia mañanera, López Obrador manifestó que "unos no quieren porque a ellos les beneficia el marco legal actual, la mal llamada reforma energética que beneficia a un puñado de empresas, los que se sentían dueños de México".

 

"Las grandes corporaciones pagan muy poquito por la luz, los más de 40 millones de usuarios tienen que pagar más que los que tienen grandes corporaciones, centros comerciales, los que utilizan la luz con propósitos comerciales y el que tiene uno dos focos, tiene que pagar proporcionalmente que los machuchones", comentó en Palacio Nacional.

 

El mandatario mexicano explicó que se trata de un tema similar al pago de impuestos, ya que "los de más arriba no pagaban impuestos y en el caso de la reforma eléctrica es parecido, las grandes corporaciones pagan muy poquito por la luz".

 

Criticó que en España los precios de la luz "están por las nubes", por ello consideró que la Comisión Federal de Electricidad (CFE) debe retomar su espacio en el mercado pues no tiene intereses de lucro, sin embargo, algunas empresas sí los tienen.