Tras el choque entre trabajadores de la refinería Dos Bocas y elementos de la Armada de México, la secretaria de Energía, Rocío Nahle confrontó al expresidente Felipe Calderón por su respuesta en Twtter, donde pide que se respeten los derechos de los trabajadores. 

 

 

Se trata de la segunda ocasión en la que la senadora con licencia del estado de Veracruz enfrenta a Calderón por no concluir la construcción de la refinería en Tula, pues a decir de Nahle "ojalá se hubiera hecho". 

 

 

La respuesta de Nahle ocurre horas después de que trabajadores de la obra en construcción de la refinería Dos Bocas denunciaran que fueron atrapados por elementos antimotines, por lo que varios obreros resultaron heridos.  

Sin embargo, a decir de Calderón se trata de "hipocresía, incongruencia y Fariseos", pues aseguró que sería "gravísimo" que se confirmara la muerte de uno de los trabajadores en la construcción.  

Esto debido a que el diario Reforma reportó que uno de los trabajadores de la obra murió a causa de un disparo que le impactó en la espalda, además, de que aseguraron ser atacados con balas de gomas y gas lacrimógeno por los policías antimotines estatales y de la Armada de México.  

 

 

Para Rocío Nahle el conflicto en Dos Bocas se trató de un grupo reducido de manifestantes que a decir de la secretaria de Energía "es un problema de 200 o 300, que son los que están en un paquete, ya les explicó el presidente que es un problema de líderes".  

 

 

Por lo que el tuit de Felipe Calderón le recordó las promesas de construcción de la refinería en Tula, donde solo construyeron la barda perimetral.  

 

El pasado 5 de octubre, en su visita al puerto de Veracruz, Nahle recordó que en 2008 durante el sexenio de Felipe Calderón se hubiera terminado la construcción de la refinería Bicentenario, en la que se gastaron 620 millones y solo se construyó un muro.  

A pesar de que el complejo petroquímico no se decretó, año con año la Cámara de diputados autorizó presupuestos para la conclusión del muro.