Paraíso, Tabasco. - En mayo pasado Jorge decidió viajar desde Cosoleacaque, Veracruz, al municipio de Paraíso en el estado vecino de Tabasco, su reto era trabajar en la obra de construcción de la refinería de Dos Bocas, proyecto insignia de la actual administración federal.

Tras realizar algunas pruebas y presentar su documentación comenzó a trabajar para la compañía "ICA FLÚOR", una de las principales contratistas en este proyecto. Fue asignado a una de las áreas que colocan las tuberías donde se trasladará la gasolina, armando las estructuras.

 

 

El veracruzano es padre de un niño de 4 años, y asegura que es la primera vez que le toca vivir una trifulca en su centro de trabajo, argumentando que ha laborado para otras compañías en diferentes estados de la República Mexicana como andamiero.

Después de cinco meses de llegar a la refinería, fue testigo del enfrentamiento entre sus compañeros de trabajo y elementos antimotines de la Secretaría de Seguridad Pública Ciudadana de Tabasco, esto luego de que encabezaron un paro de labores en demanda de mejores condiciones laborales.

 

"Nos lanzaron gas lacrimógeno a todos"

Antes de las siete horas de este miércoles 13 de octubre, Jorge y varios de sus compañeros, procedentes de Veracruz, Chiapas y Tabasco acudieron a la manifestación que se realizó en la portada dos de la refinería, dónde se construye el acceso principal.

 

 

El veracruzano asegura que el movimiento es liderado por Moisés Flores, quien encabezó las manifestaciones que iniciaron el pasado martes de manera pacífica. También reconoció que no eran cinco mil los inconformes, como se especuló en un inicio, pero si cientos de trabajadores.

Para sorpresa de los vestidos con casco y overol naranja, había decenas de policías antimotines que les impidieron el acceso, dijo que colocaron vallas en este punto para que el contingente no avanzará.

 

"El problema comenzó cuando algunos de los trabajadores tiraron un andamio y se quisieron meter a la refinería, fue ahí cuando nos lanzaron el gas lacrimógeno a todos", narró a este medio.

 

El obrero de 28 años de edad asegura que, tras la rociada de gas, varios de sus compañeros comenzaron a correr por todas partes, algunos al suelo debido a que el gas llegó a sus ojos y no podían ver.

 

"Luego comenzaron a disparar los policías cabrones y lastimaron a varios, yo vi a una mujer herida y a un cuate de mi cuadrilla que le dieron en la panza con una de esas balas que lanzaban, ante eso lo que hice es correr hacia la carretera para ponerme a salvo, pues los polis no dejaban de echar gas y disparar", contó a detalle.

 

Por suerte Jorge logró ponerse a salvo, y se refugió en un cuarto que renta en el estado de Tabasco, cerca de la obra.

 

"Lo primero que hice fue lavarme los ojos y bañarme porque me ardía la cabeza por tanto gas", afirmó.

 

El saldo: seis trabajadores lesionados y una declaración de Rocío Nahle

Tras el enfrentamiento que se registró esta mañana, al menos seis trabajadores resultaron lesionados, entre ellos dos mujeres, todas víctimas de los disparos. 

Sin embargo, alrededor de las 2:00 de la tarde, casi seis horas después del ataque y 24 horas desde que inició el paro de labores, la secretaria de Energía Rocío Nahle se pronunció al respecto afuera de Palacio Nacional, desde la Ciudad de México.

 

 

 

Dijo que se trataba de un pleito por una disputa entre dos sindicatos que se quieren quedar con los contratos colectivos, asegurando que la empresa "ICA FLÚOR" sí ha cumplido con los pagos y prestaciones. Además, negó rotundamente que los manifestantes tuvieran malas condiciones de trabajo.

Pero Jorge lo vive todos los días desde la refinería en la que trabaja. Entrevistado por E-Consulta, aseguró sí hay carencias dentro de la empresa, pero lo que más les preocupa son los bajos salarios que se están pagando.

 

"Si nos pagan poco, porque en otras obras pagaban hasta 5 mil a la semana al andamiero y aquí es menos; además, no hay tiempos extras que es lo que nos aliviana y para uno que no está en su tierra es más difícil porque de lo que ganamos tenemos que enviar la semana a la familia y quedarnos con algo para sobrevivir en la semana", detalló.

 

También señala que la comida que reciben de parte de la empresa no es buena incluso, dice, hay días en los que huele a descompuesta y no dan ganas de comer, de igual forma hay un mal trato de parte de los jefes de área o trabajadores de confianza.

 

"Sí, nos dicen que, si no queremos seguir, que renunciemos; abusan de nuestras necesidades, por eso yo estoy pensando en renunciar", aseguro.

 

Pese a represiones, no paran labores en la refinería 

Luego de ocho horas en que comenzaron a difundirse los videos y las imágenes de los trabajadores heridos, las labores dentro de la Refinería no cesaron y el grupo de la tarde continuó laborando, pero ahora rodeados de policías, bajo tensión y amenaza laboral.

 

 

Aunque existía incertidumbre sobre si tendrían acceso, pues los elementos antimotines de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana de Tabasco (SSPCT) respondían que no podían ingresar, finalmente se ordenó que entraran a trabajar, casi ya sobre el horario de trabajo que inició a las 17.00 horas de este miércoles.

Antes, la empresa ICA FLUOR colocó dos lonas en lo alto de la caseta de acceso con la amenaza de que quien quisiera irse del trabajo podía pasar al área de Recursos Humanos.

El inicio de la jornada laboral nocturna fue diferente al caos matutino que se vivió durante la mañana con la represión policial a la protesta obrera, con saldo de decenas de lesionados e intoxicados por gases lacrimógenos y tres detenidos.

 

 

Los cuatro Internados en el IMSS de Cárdenas, por golpes de bala de goma, son Isauro Reyes Gomez, en el cuello; Angel de Jesús Cadena Orozco, en la cara; Julio Cesar Vargas Lopez, en la espalda, y Jose Juan Dominguez Torrez, en rodilla, quien ya dado de alta por la tarde.

Para entrar a la Refinería, los trabajadores fueron formados en fila lejos de la caseta, cerca de la carretera federal Paraíso-Chiltepec, donde se les pedía identificarse con su credencial de trabajo y mostrar el rostro.

 

 

Los policías antimotines formaron una valla por donde pasaban los obreros y también resguardaban la caseta.

Por otro lado, el transporte de personal ingresaba vacío con previa revisión. En el interior de la Refinería lo abordaban los trabajadores.

 

 

En las lonas colocadas por ICA FLUOR, a la que los trabajadores acusan de trabajos forzados, explotación laboral y bajos salarios, la empresa los conminó a trabajar en condiciones laborales "pacíficas y seguras".

 

"Pero aquellas personas que no estén dispuestas y ya no quieran trabajar en la Refinería de Dos Bocas, de forma libre se les solicita que acudan al área de personal para terminar su relación de trabajo", advertía en las lonas que horas antes fueron colocadas.

 

 

La empresa también les subrayó que, los que desean laborar en la construcción de la refinería "son bienvenidos a seguir colaborando en este importante proyecto para México", y les pidió respetar el "derecho al trabajo.

Para este jueves se espera que los trabajadores regresen a laborar de manera normal, aunque la zona permanece bajo resguardo de los elementos policíacos.

De las demandas de los trabajadores, no hay respuesta, por lo que no se sabe si está será la última manifestación en la obra que promete salva al país de la escasez de gasolina.