Coatzacoalcos, Ver. – Durante esta semana el Puerto de Coatzacoalcos recibirá a decenas de atletas de todo el país que se darán cita al Festival Nacional Infantil y Juvenil de Voleibol de Playa 2021, evento que fue inaugurado la tarde del pasado jueves 14 de octubre.

En total participan 110 equipos, de los estados de Querétaro, Oaxaca, Michoacán, Nuevo León, Ciudad de México, Guanajuato, Tamaulipas, Sonora, Chihuahua, Baja California, San Luis Potosí, Puebla, Estado de México, Chiapas y por supuesto, Veracruz.

El presidente del Comité Municipal del Deporte, Jesús López Desales, aseguró que se implementaron todas las medidas sanitarias para salvaguardar la integridad de los competidores y sus entrenadores, en medio de la pandemia del covid-19.

Este evento marca el inicio de la reactivación de las actividades deportivas de talla nacional, después de un año y medio de ser suspendidas derivado de la ola de contagios, con lo que también se busca generar una importante derrama económica

“Es importante la reactivación deportiva ya que el deporte es integración social, salud y une a la gente, a Coatzacoalcos le hacen falta estos eventos que son seguros y esperamos que los atletas disfruten su estancia en la ciudad tomando en cuenta las medidas sanitarias”, indicó el titular la COMUDE.

La inauguración de este festival, se realizó cuando las gemelas Vanesa y Giselle Chávez recibieron el primer servicio por parte de las autoridades municipales. Dicha dupla está propuesta para el Premio Estatal del Deporte.

Hoteles y restaurantes podrían ser los más beneficiados

Desde el domingo de la semana pasada, con la llegada de la delegación de Sonora que participará en el Festival Nacional Infantil y Juvenil de Voleibol de Playa, la ocupación hotelera y restaurantera de Coatzacoalcos comenzó a ser beneficiada, y con el paso de los días siguen llegando más atletas.

En total tres hoteles de la ciudad son los que albergarán a los atletas nacionales, muchos de ellos acompañados de sus familias, reactivando el turismo deportivo en la ciudad.

Desde el inicio de la pandemia, el sector hotelero fue el más golpeado, donde reportaron que su ocupación cayó a niveles nunca antes vistos, al grado de que algunos se vieron en la necesidad de cerrar de manera temporal o permanente, de ahí que este tipo de eventos se permitan en la ciudad.