Paraíso, Tabasco. – Al filo de las 13:30 horas de este viernes 15 de octubre, la secretaria de energía Rocío Nahle García arribó a la obra de construcción de la refinería de Dos Bocas, en el estado de Tabasco, a tres días después de que los trabajadores realizarán un par masivo en demanda de mejores condiciones laborales.

La funcionaria federal fue acompañada por elementos de seguridad, y en el área de coque fue interceptada por un grupo de más de cien trabajadores de la empresa ICA FLUOR, a quien señalan de tenerlos en malas condiciones de trabajo.

 

De acuerdo a lo señalada por algunos de los obreros presentes, Nahle García escucho algunas de sus quejas, entre las que se encuentran el ataque que sufrieron de parte de los elementos antimotines el miércoles 13 de octubre, donde seis personas resultaron lesionadas.

Sin dar mayores detalles, la responsable del proyecto se comprometió a revisar algunos contratos, así como investigar si las demandas de los trabajadores son reales.

 

Un día antes, desde Veracruz, reiteró que el conflicto es una diferencia entre sindicatos y aseguró que tendrá una solución, incluso minimizó esta crisis, al referir que dicha refinería cuenta con más de 25 mil trabajadores en diferentes agrupaciones sindicales, y solo fueron los empleados de la empresa ICA FLOUR quienes se vieron involucrados en dicho conflicto. 

 

Después de media hora de diálogo con algunos obreros se retiró del área de coque, aunque permanece dentro de la obra.