Fue el sábado 9 de octubre cuando habitantes de la comunidad Emilio Carranza, del municipio de Vega de Alatorre, denunciaron el uso de una escuela pública para realizar una misa y un retiro religioso, sin embargo, las autoridades de Educación de Veracruz no han dicho nada al respecto.

El video publicado en exclusiva por E-Consulta Veracruz muestra a gente congregada en el patio de la escuela Justo Sierra (clave 30EPR2562L) y en el cual se escucha a un párroco aún sin identificar.

Tras la publicación de la nota, ha pasado una semana desde y las autoridades de la Secretaría de Educación de Veracruz no han emitido una postura al respecto, ni en sus redes sociales ni en su portal sev.gob.mx.

De acuerdo con la Constitución Mexicana, la educación pública en el país debe ser de carácter laico.

La Ley General de Educación señala en su artículo 7, sección V, que la educación será Laica al mantenerse por completo ajena a cualquier doctrina religiosa.

Justamente, el político Justo Sierra, de quien lleva el nombre la escuela, fue uno de los proponentes de la separación de la iglesia y la educación en México, y fue a causa de él y otros políticos reformistas que se llevaron a cabo las leyes correspondientes para realizar dicha separación.

Por su parte, el artículo 136 señala que:

"Los consejos de participación escolar o su equivalente a que se refiere este Capítulo se abstendrán de intervenir en los aspectos laborales, pedagógicos y administrativos del personal de los centros educativos y no deberán participar en cuestiones políticas ni religiosas."

Lo cual podría indicar que las personas que determinaron usar la escuela pública para hacer un evento de carácter religioso lo hicieron en contra de la ley y podrían ser acreedoras a sanciones.

Sin embargo, la legislación no indica de forma directa la prohibición del uso de instalaciones públicas de gobierno para actividades religiosas, aunque por ley se debe respetar la laicidad.

 

Casos similares

En agosto de 2019, se desató la polémica en el estado de Jalisco, debido a que el gobierno estatal autorizó el uso de 61 escuelas públicas para albergar a miles de feligreses de la iglesia La Luz del Mundo.

En este caso, el propio gobierno estatal el cual hizo trato con la asociación religiosa para llevar a cabo el evento Santa Convocatoria, luego del cual la Luz del Mundo debía dar mantenimiento a los planteles.

Sin embargo, luego de pasado dicho evento religioso la Secretaría de Educación Pública negó haber dado el permiso a la iglesia.