Veracruz, Ver.- Detuvieron al presunto asesino de Luis Felipe Vázquez López, joven asesinado a puñaladas dentro de su recámara en la colonia Las Amapolas de la ciudad de Veracruz. 

Alma Delia Vázquez, tía de Felipe, identificó a Erick Yamil N como vecino de la colonia Las Amapolas 2, en donde el joven docente fue asesinado. 

De acuerdo con la mujer, el detenido era conocido en la zona porque se dedicaba a robar dentro de las casas de la colonia; en una ocasión, dijo, se metió a robar objetos a la casa de su hermano Misael Vázquez López, el padre de Luis Felipe.

 

 

 

Erick Yamil fue detenido como parte de la investigación que se lleva a cabo por el asesinato de Luis Felipe, joven egresado de la licenciatura de Pedagogía de la Universidad Veracruzana (UV) y profesor de una escuela primaria particular de su vecindario.  

Luis Felipe fue encontrado por su abuela, una mujer de 84 años, quien por la madrugada del martes 12 de octubre entró a su cuarto y lo encontró boca abajo en un charco de sangre con visibles puñaladas en el cuerpo.

 

 

El joven esperaba desde hace algunas semanas que le asignaran plaza en una escuela pública, para poder continuar con su sueño de enseñar, sin embargo, fue asesinado días antes de lograrlo.  

El mismo día del asesinato de Luis Felipe, fue asesinado Miguel Sulvarán, joven chef que trabajaba en un conocido hotel de Xalapa, que fue golpeado y apuñalado y golpeado hasta la muerte.  

Ante esto, la activista por los derechos de la comunidad LGBT+, Jazz Bustamante pidió a través de sus redes sociales justicia, para esclarecer los asesinatos de Luis Felipe y Miguel Sulvarán, jóvenes que perdieron la vida el mismo día en Veracruz y Xalapa.  

 

 

El asesinato de Luis Felipe y Miguel Sulvarán ocurrió dentro de una ola de peligro en el estado de Veracruz, donde tan solo de enero a junio de este año se registraron 989 mil 245 llamadas al 911 principalmente para pedir apoyos por seguridad, según el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP).   

De este número de llamadas, el 49 por ciento se registró como seguridad y el 9 por ciento alertas médicas.