MONTERREY.- En Nuevo León se acaba el cabrito y para comerlo hay que comprarlo a productores de otros estados.

El tradicional platillo que se consume aquí no es de Nuevo León, en su mayoría se importa de otros estados, como San Luis PotosíZacatecasDurangoCoahuila y Jalisco.

Pese a que la entidad es la principal consumidora de cabrito, se tiene que comprar porque hay un déficit de 900 mil cabritos anuales, informó Marco González, titular de la Secretaría de Desarrollo Regional y Agropecuario.

Traemos un déficit de más de 900 mil cabritos, en el estado se consumen un millón de cabritos al año y nomás producimos 100 mil, 900 mil cabritos los traemos de San Luis Potosí principalmente y de Estados aledaños como Zacatecas


Ante esta situación, se proyecta construir un tecnoparque en el municipio de Galeana, la primera agroindustria de cabrito en la localidad y para que al final del sexenio se logre abatir el rezago en la producción.

El funcionario señala que la meta que se tiene al final del sexenio es llegar al millón de cabritos que se consumen en Nuevo León.

De acuerdo a datos de la Secretaría de Desarrollo Agropecuario en la administración que recién concluyó de Jaime Rodríguez Calderón, con la pandemia se redujo el consumo en un 50 por ciento.

En el estado existe una población de 400 mil cabezas de ganado caprino, perteneciente a productores pequeños y grandes, principalmente en el sur de la entidad, de las que alrededor de 7 mil familias dependen de la actividad, la mayoría en el sur neolonés.

Las cifras con las que cerró el gobierno estatal anterior revelan que de un millón de ejemplares que se consumen en la entidad al año, solo 120 mil son producidos aquí.

Las 7 mil familias que dependen de esta actividad tienen alrededor de 60 cabezas cada una y venden leche o cabrito.

La importación de cabrito se realiza de CoahuilaSan Luis PotosíZacatecasBaja California SurDurangoGuanajuatoQuerétaro y Jalisco.