Por recomendación del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred), la Secretaría de Gobernación (Segob) dará acompañamiento legal a la familia de Miguel Ángel Sulvarán Xolo, asesinado en Xalapa la madrugada del pasado miércoles 13 de octubre.

 

De acuerdo con Julio Segura Samano, integrante de la comunidad LGBT de San Andrés Tuxtla, municipio de donde Miguel era originario, el acompañamiento se llevará a cabo a través de Rafael Santana Mendoza Morales, representante de la Segob en el estado de Veracruz.


Según el activista, se expuso al representante de la Segob que, si bien la Fiscalía General del Estado (FGE) tiene la intención de investigar el caso, en la mayoría de las ocasiones la carga de trabajo impide a su personal hacerlo con rapidez.


También se acordó que el próximo lunes 25 de octubre se lleve a cabo una reunión a la 11 de la mañana en la ciudad de Xalapa entre las autoridades de la Segob y Benjamín Callejas Hernández, presidente de la Coalición LGBTTTIQ en el estado de Veracruz.


Julio Segura afirmó que la Coalición LGBTTTIQ buscará que la Comisión de Atención a Víctimas del estado también se involucre en el caso del joven Miguel Ángel Sulvarán Xolo, cuyo asesinato se presume como un crimen de odio.


La comunidad LGBT de San Andrés Tuxtla también pide a la Segob que se revise la carpeta de investigación sobre el caso Julio César Baxin Villegas, cuyo asesinato, registrado en 2018 también podría tratarse de un crimen de odio.


Miguel Ángel Sulvarán Xolo fue encontrado muerto por su 'roomie' en su habitación, en un domicilio ubicado en la calle Insurgentes, en la colonia centro de la capital del estado, la mañana del pasado miércoles 18 de octubre.


Su cuerpo presentó signos de violencia: marcas de estrangulación, casi 20 puñaladas en el cuerpo, moretones en las costillas y cortes en las muñecas. Dos personas que se encontraban en el domicilio aparentemente no escucharon el momento de su asesinato.


En entrevista con E-Consulta Veracruz, Luis Alejandro Velasco Xolo, hermano de la víctima, exigió a la fiscalía que investigue el asesinato de Miguel Ángel, quien pertenecía a la comunidad LGBT, como un crimen de odio.