CD. VICTORIA.- El colectivo de familiares de desaparecidos "De Frente Hasta Encontrarte" revelo haber localizado en la zona centro de Tamaulipas un centro de exterminio, en el cual recolectaron 250 kilos de restos humanos durante los pasados meses de febrero, marzo y abril.

"Elena", madre que forma parte del grupo de buscadoras de sus hijos, hermanos, padres, se reservó precisar el centro de exterminio, ya que aún siguen trabajando en el área y no quieren que se contamine. "Aquello es un cementerio", dijo.

Señaló que las autoridades "no hacen nada" en la búsqueda de los desparecidos, pese a denuncias y de información que proporcionan familiares y colectivos.

Y es que dos años antes, la Policía Estatal descubrió el lugar, en un municipio al norte de la Capital de Tamaulipas, pero no hizo nada.

Fuimos nosotras quienes preguntando aquí y allá, platicando con policías que también han sido víctimas de desaparición de personas, que dimos con el lugar


 

Se requirieron jornadas largas y muchas manos para ayudar a cribar en tres diferentes puntos cercanos al lugar, donde aún se encuentran algunas prendas de ropa, zapatos, árboles incendiados, incluso dos camionetas fueron localizadas en el sitio.

 

Como resultado de las labores efectuadas, durante tres semanas contabilizaron mil 800 piezas dentales, para un total de 250 kilos de fragmentos.

El hallazgo de este lugar en el centro de Tamaulipas es importante para la búsqueda de personas desaparecidas, considerando que un adulto promedio tiene 32 dientes, las mil 800 piezas dentales corresponderían a 56 personas que fueron enterradas clandestinamente en ese lugar.

 

Extraoficialmente se tenía conocimiento que en los municipios cercanos a Ciudad Victoria pudiera haber lugares en los cuales hubiese fosas clandestinas, pero ni la Fiscalía General de Justicia de Tamaulipas ni la Comisión Estatal de Búsqueda habían trabajado en ello.

Ahora, con el descubrimiento del sitio, cuentan con el apoyo de peritos de la Comisión de Búsqueda y de la Fiscalía para recolectar restos y hacer la toma de ADN. Un primer trabajo es identificar los restos que pertenecen a un mismo cuerpo.

Falta procesar debajo de las dos camionetas y cerca de esos lugares, comentan integrantes del grupo en su mayoría mujeres.

Hemos llenado bolsas grandes con ropa, zapatos, tenis, mochilas y cobijas muchas de ellas con manchas de sangre, también casquillos y ojivas de bala


 

También han encontrado cuerdas, alambres de púas con restos de sangre, tablas con clavos, cinta canela y plateada por lo cual hay indicios de que en el lugar las víctimas eran torturadas antes de ser ejecutadas.

En el lugar han colocado cruces, cuelgan rosarios y ponen flores.

El trabajo ha sido intenso cansado, doloroso y triste, pero lo más grave es que parece no tener fin.

Hasta ahora se ha logrado la identificación de un cuerpo, el cual fue entregado por la Fiscalía estatal a los familiares para ser sepultado.

El trabajo sigue, pues de acuerdo con cifras oficiales, en Tamaulipas hay 11 mil 542 personas desaparecidas, pero las diversas organizaciones de familiares de desaparecidos aseguran que son más de 15 mil.

Las hacen crecer la maleza y dificulta la búsqueda también los animales carroñeros mueven los restos y tragan.

Las rancherías de las inmediaciones se encuentran abandonadas al saber que delincuentes torturan y ejecutan personas y ahí mismo medio las entierran.

 

También en el lugar colchones, utensilios de cocina, lonas, una parrilla como si ahí fue sido un campamento de delincuentes, un campo de ejecuciones de exterminio.