La Fiscalía General del Estado (FGE) notificó que el caso de José Eduardo, joven asesinado por policías municipales en Yucatán, será investigado por la Fiscalía General de la República (FGR).

Serán las autoridades judiciales y la FGR quien lleve el proceso de investigación. En tanto que, la Fiscalía General de Yucatán integró la carpeta de investigación e impugnó la resolución ante el Tribunal del Poder Judicial del Estado, donde se liberaron los cuatro policías que fueron señalados como presuntos culpables de golpearlo hasta causarle la muerte.

De inmediato fue notificada esta decisión a la defensa de los policías municipales. La audiencia se llevará a cabo el día 25 de octubre en la  Sala Colegiada Penal del Tribunal Superior de Justicia, con la finalidad de abordar el recurso de apelación interpuesto por la Fiscalía de Yucatán, contra el  Auto de No Vinculación, que fue dictado a favor de los presuntos culpables.

 

 

Lo que quedaría sin efecto por el momento, pues  Tribunal del Poder Judicial del Estado (TPJE), pospuso la audiencia para discutir la apelación, una de las justificaciones que dieron es que llevar el caso a la FGR, las investigaciones estatales realizadas y el recurso de apelación en contra de la  juez Antonio Bonilla Castañeda  que dejó libre a los policías quedaría sin efecto.

 

MADRE DE JOSÉ EDUARDO DENUNCIA ESTANCAMIENTO DEL CASO

María Ravelo Echeverría, madre de José Eduardo aseguró no tener mayor información sobre el caso, por lo que pidió a las autoridades ministeriales de Yucatán aceleran la investigación.

A través de un vídeo difundido mediante redes sociales María Ravelo desmintió haber recibido dinero por mantenerse callada ante el caso de su hijo.

 

"Por la memoria de mi hijo no voy a dejar que lo olviden, porque no mataron a un animal, era un ser humano viviente y pensante como cualquiera de nosotros", dice María Ravelo.

 

José Eduardo fue detenido 21 de julio mientras caminaba por el centro histórico de la ciudad de Yucatán, cuando un grupo de policías Municipales lo detuvieron argumentando que se veía "sospechoso", lo subieron en la parte de atrás de la patrulla, donde fue víctima de violación sexual y agresiones físicas.

Luego de ser trasladado a los se paros fue torturado, tras ser liberado al día siguiente llamó a su madre que se encontraba en el estado de Veracruz, después de múltiples indagatorias y de presentar severos signos de violencia José Eduardo murió el 3 de agosto.

Hasta el momento y después de exhumar su cuerpo las autoridades siguen trabajando en las investigaciones sin determinar a los culpables, por lo que su madre volvió a levantar la voz para que su hijo tenga justicia.