Según el directorio de Servicios de Aborto Seguro en los Servicios de Salud Federal, existen 37 hospitales públicos de 28 entidades facultados para practicar la interrupción legal del embarazo. 

 

El siete de septiembre de 2021, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) declaró inconstitucional el castigo penal por abortar de manera voluntaria, ya que viola el derecho de las mujeres y personas gestantes a decidir.

 

Según datos del Secretariado Ejecutivo de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) en Veracruz se abrieron 16 carpetas de investigación por el delito de aborto, desde el mes de enero hasta octubre de 2021.

Como parte del directorio de salud federal, las entidades que tienen un hospital para atender abortos son: Aguascalientes, Baja California, Baja California Sur, Campeche, Chiapas, Chihuahua, Colima, Estado de México, Guanajuato, Guerrero, Hidalgo, Jalisco, Michoacán, Nayarit, Nuevo León, Oaxaca, Quintana Roo, San Luis Potosí, Sinaloa, Sonora, Tabasco, Tamaulipas, Yucatán, Zacatecas, Durango, Morelos, Puebla y Querétaro.

 

Algunas entidades dispusieron de dos y hasta cuatro nosocomios. ¿Pero, en Veracruz existen estos hospitales? La respuesta es sí, se trata del Centro de Alta Especialidad "Dr. Rafael Lucio", ubicado en la avenida Adolfo Ruiz Cortines número 2903, colonia Unidad Magisterial, que en este momento es usado como hospital Covid.

El contacto telefónico para las mujeres que requieren información personalizada es 22 86 88 41 82, de lunes a viernes.

 

Los Servicios de Aborto Seguro (SAS) son espacios exclusivos que se encuentran ubicados en las unidades médicas de los Servicios de Salud de las entidades del país, que tiene como objetivo proporcionar atención a la interrupción legal del embarazo en condiciones de seguridad, con personal de salud multidisciplinario, capacitado y sensibilizado.

 

Los médicos deben atender a mujeres, niñas, adolescentes y personas con capacidad de gestar que requieran atención al aborto en el primer trimestre y sin complicaciones, tanto espontáneos como inducidos (en embarazos viables o no) dentro del marco legal vigente y en apego a la Norma Oficial Mexicana 046.

La atención se realiza de forma ambulatoria, con tecnologías seguras y confiables que comprenden el uso de medicamentos y aspiración manual endouterina, reducen significativamente la necesidad de hospitalización y el riesgo de complicaciones en comparación con el uso de Legrado Uterino Instrumental (LUI).

 

La atención incluye el proceso de consejería, manejo del dolor y anticoncepción postaborto, así como la referencia a otros servicios complementarios, de acuerdo con las necesidades y preferencias de las usuarias.