Son tantos los perros abandonados que se vuelven un problema difícil de controlar. Trabajadores y quienes acuden habitualmente a la Central de Abastos de Xalapa son quienes de tanto en tanto advierten la presencia de una nueva mascota rechazada o expulsada de algún hogar en la ciudad.

Hay escenas comunes en este acto de crueldad hacia los animales. Algunos perros persiguen a quienes los desamparan cuando arrancan a toda velocidad en sus autos o camionetas.

Se ha visto a "lomitos" que terminan atropellados por otro vehículo minutos después de ser abandonados por sus dueños y tras correr a toda prisa tratando de alcanzarlos hasta quedar exhaustos.

Este mes de octubre, cuando se celebran Todos Santos o Día de Muertos, habrá un altar en memoria de todas esas mascotas olvidadas y estará dedicado a una perrita que encontró una segunda oportunidad en la central.

 

 

“La güera“ vivió por 12 años entre los andenes luego de ser abandonada y adoptada por los comerciantes como otras tantas mascotas. Los trabajadores administrativos y estudiantes de posgrado acaban de comenzar a adornar el altar en su memoria.

 

100 PERROS ABANDONADOS

La estudiante de la maestría de Desarrollo Regional Sustentable en el Colegio de Veracruz (COLVER), Angélica Renée Euán Canché, explica que con esta iniciativa buscan generar conciencia de este tipo de maltrato que está penado por la Ley.

Y es que, en la entidad según el artículo 28, fracción XIV, de la Ley de Protección a los Animales, se establece como acto de crueldad y maltrato abandonar a los animales en la vía pública.

Por su parte el Código Penal del Estado, en su artículo 264 Ter, señala que, al que intencionalmente cometa actos de maltrato o crueldad en contra de cualquier animal causándole sufrimiento o heridas, se le impondrán de seis meses a dos años de prisión y multa de cincuenta a cien días de salario mínimo.

El artículo 264. Quáter de dicho ordenamiento añade que, al que intencionalmente cometa actos de maltrato o crueldad en contra de cualquier animal provocando la muerte, se le impondrán de uno a tres años de prisión y multa de doscientos a cuatrocientos días de salario mínimo.

Sin embargo, estas sanciones no han desalentado a algunos xalapeños para no consumar el cruel acto de abandonar una mascota, tal y como ocurrió hace 12 años con “la güera”.

Euán Canché, quien colabora en proyectos de manejo de residuos sólidos y también de bienestar animal en la Central, cuenta que la perrita acaba de morir tras ser atropellada.

 

 

“La güera” fue muy querida por todas las personas de la central; ella vivió aproximadamente 12 años aquí y desafortunadamente la atropellaron hace un par de meses.

 

“Se intentó salvarla, se le amputó la patita y desafortunadamente no sobrevivió; por eso lo hacemos en memoria a ellos y de muchos otros que sufren maltrato; queremos hacer este altar y que nos acompañen más personas, que se unan y que nos ayuden a difundir”, menciona.

 

Otro objetivo, añade la trabajadora administrativa Ana Zavaleta, es fomentar la esterilización de los perros que mes con mes van llegando y a la vez generar donativos para ayudar a aquellos animalistas anónimos que comenzaron a atender este problema desde años atrás.

 

“Actualmente ya hay personas que esterilizan y vacunan a los perros que van llegando a la central. Poco a poco algunos son dados en adopción; otras mascotas abandonadas hacen de la central su hogar y estamos tratando de combatir ese problema.

“Si en algún momento fueron alrededor de 100 perros, actualmente va disminuyendo la cifra. Nosotros empezamos el proyecto aproximadamente hace un año y ya había esa cifra; estaban alrededor del fraccionamiento Valle Real, del Registro Civil y la Central de Abastos”, mencionó Zavaleta

 

La esterilización es primordial. Las perras abandonadas pueden comenzar manadas de 10 y hasta 15 integrantes en cuestión de meses. La trabajadora afirma que en ocasiones deben atender a perritas con al menos 10 cachorros siguiendo sus pasos.

De acuerdo con Zavaleta el altar de las mascotas en abandono, en el que cualquier persona podrá acudir para poner la foto de una mascota fallecida, apenas está elaborándose y será el próximo lunes 25 de octubre cuando comience a recibir las ofrendas.

 

“Se abre la invitación a todas las personas a que traigan la foto de su mascota que ya no está con ellos, así como cualquier juguete que quieran dejar en el altar. Esta iniciativa también busca promover la adopción y la esterilización, así como el cuidado de los animalitos”, destacan.

 

AQUÍ CUIDAMOS A LOS PERROS

Los comerciantes y trabajadores de la central son contundentes al afirmar: “aquí cuidamos a los perros”.

Ellos están entusiasmados con la iniciativa de los estudiantes de posgrado y trabajadores administrativos que buscan celebrar Todos Santos y concientizar a la población de que se debe hacer algo contra el maltrato.

 

 

Con la colaboración de áreas del municipio como Salud Animal buscan evitar escenas desafortunadas como la de perros y otras mascotas que mueren atropelladas en la zona.

 

“El mes pasado alguien vino a abandonar a su perrito y este salió corriendo detrás de la camioneta que lo abandonó; lo atropelló otro carro y falleció”, refiere Angélica Renée Euán Canché.

 

Sin embargo, solo basta poner atención y detectar entre los locales a varios perros deambulando por la central, correteando entre los consumidores que llegan en camiones, camionetas o vehículos de todos los tamaños.

 

 

“La güera” estaba acostumbrada al ajetreo del mercado, sin embargo, pese a los cuidados de los comerciantes, terminó por morir atropellada.

 

“La perrita sufrió maltrato y después fue atropellada; y como ella ha sucedido con otros perros que han sido víctimas de los mismos clientes que vienen que sin importar les echan las camionetas.

“Es una cara que se debe mostrar, que la gente que llega de paso a sus compras poco conoce”, dice una comerciante, quien vigila el altar y pide a los xalapeños unirse contra el maltrato.