Zongolica, Ver.-El tráfico ilegal de vida silvestre en la Sierra de Zongolica prevalece, con la venta de cachorros de tigrillo entre los 8 mil 500 y 10 mil pesos, pese a que forman parte de las especies de felinos silvestres en peligro de extinción.

 

El biólogo Miguel Ángel de la Torre Loranca, dio a conocer que gente de la zona se ha acercado a ofrecerle cachorros de tigrillo, o lepardo tigre (especie de mamífero carnívoro de la familia Felidae); quienes le han ofrecido estos cachorros, justifican que los encontraron abandonados y por eso se los llevan, sin embargo, el biólogo explicó que lo más seguro es que la madre salió a cazar, y por eso encontraron solos a los animales.

 

En octubre del presente año, cámaras del programa de Monitoreo Comunitario de la Fauna Silvestre en la Sierra de Zongolica,  captaron a una cría de tigrillo, una de las especies silvestres que habitan en la zona, junto con el ocelote, jaguar, y el yaguarundí.

Ante la presencia de vida silvestre en la región de Zongolica, exhortó a la población a no capturarlos y aclaró que aunque los encuentren solos, la mamá de las crías regresará a alimentarlos, y pueden poner en riesgo su vida.

 

De acuerdo con de la Torre Loranca, la Sierra de Zongolica cuenta con el 25 por ciento de aves, anfibios, reptiles y mamíferos de México, pero debido al cambio climático, la tala inmoderada y la sobreexplotación de ríos han ocasionado la pérdida hábitat de especies endémicas

 

En la Sierra de Zongolica, la biodiversidad de vertebrados supera las 721 especies; 60 de anfibios, 134 de reptiles, 316 de aves y 211 de mamíferos que están a punto de desaparecer, por lo que urge una agenda por la biodiversidad y una Red de Áreas Privadas para su Conservación

Datos de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), indican que en México existen 2 mil 456 municipios, 441 de ellos catalogados como de muy alta marginación, y en la Sierra de Zongolica se encuentran 11 de 38 municipios de alta marginación del estado de Veracruz, donde uno de los principales problemas es la extracción de recursos naturales, como el robo de leña y palos; y el robo de tierra de monte, que contribuye a la destrucción de hábitats.

 

Según la Semarnat, el tráfico ilegal de vida silvestre ocupa el segundo lugar mundial como amenaza para la vida silvestre, después de la destrucción y fragmentación de hábitats naturales, y en los últimos años ha incrementado de forma considerable con la participación del crimen organizado.

 

Consecuencias del tráfico ilegal de vida silvestre

Una de las principales consecuencias del tráfico ilegal de vida silvestre es la pérdida de ecosistemas y sus especies, pero también el contagio de enfermedades de animales a humanos, la Semarnat refiere que 60 por ciento de todos los patógenos de las personas tiene un origen animal y más de 70 por ciento de todas las enfermedades contagiosas de origen animal provienen de animales silvestres.

 


Castigo al tráfico ilegal

El Código Penal Federal señala que se impondrá pena de uno a nueve años de prisión y por el equivalente de 300 a 3 mil días de multa a quien ilícitamente capture, dañe o prive de la vida a algún ejemplar de tortuga o mamífero marino, o recolecte o almacene de cualquier forma sus productos o subproductos, realice actividades de caza, pesca o captura con un medio no permitido, lleve a cabo actividades con fines de tráfico de especies de flora o fauna silvestres, terrestres o acuáticas en veda, consideradas en alguna categoría de riesgo o regulada por algún tratado internacional del que México sea parte. 

 

Asimismo, se aplica una pena adicional hasta de tres años o más de prisión y hasta mil días de multa adicionales, cuando las conductas antes descritas se realicen en o afecten un área natural protegida, cuando se realicen con fines comerciales o cuando exista reincidencia del delito.