La pequeña Zulma, xalapeña de 12 años, internacionalizó su exigencia de vacuna contra el virus SARS CoV-2, luego de que el periódico The Wall Street retomara su historia y la petición al gobierno de Andrés Manuel López Obrador de recibir el biológico para reducir el riesgo de contagio del covid.

 

La menor que subió un video a redes sociales en el que pedía a Hugo López Gatell, subsecretario de salud, dar prioridad a niños con comorbilidades, ahora es conocida por “impulsar” al gobierno federal a vacunar a los menores de 12 a 17 años con riesgo de contagio a covid.

 

Este lunes 25 de octubre el gobernador Cuitláhuac García Jiménez, quien había estado un tanto reacio a aplicar la vacuna a menores, confirmó que a través del portal mivacuna.gob.mx se podrán registrar a todos los menores que padezcan alguna enfermedad que los haga vulnerables al contagio de covid.

La vacunación se dará en algunos hospitales del Estado, que se habilitarán para cumplir con la aplicación del biológico para los menores.

 

La cruzada que inició Zulma desde el mes de septiembre ha permitido que al menos un millón de menores puedan ser inoculados para reducir el impacto del virus covid, en especial luego de que se dio el regreso escalonado a clases, destaca el impreso.

 

A continuación un fragmento de la nota original:
 
“A principios de septiembre, Zulma González, de 12 años, se exasperó. Zulma, que sufre de diabetes tipo 1 y corre el riesgo de tener una enfermedad grave con Covid-19, había estado tratando de vacunarse durante meses para sentirse lo suficientemente segura como para regresar a la escuela y tener una vida normal nuevamente.


Pero la política del gobierno no permitió que menores como Zulma se vacunen porque los funcionarios dijeron que era poco probable que cualquier menor de 18 años se enfermara gravemente con Covid-19. La política ha sido criticada por algunos epidemiólogos, que citan la llegada en los últimos meses de la variante Delta y otra gran ola de muertes en México , el cuarto país más afectado del mundo por muertes pandémicas.


Entonces Zulma, con la ayuda de su madre abogada, presentó una demanda y ganó una orden judicial para vacunarse. Pero los funcionarios de salud en su estado natal de Veracruz se negaron el 2 de septiembre, citando pautas del gobierno federal. Esa noche, Zulma y su madre subieron un video desafiando al zar del coronavirus de México, Hugo López-Gatell, sobre la política de vacunas.


El video registró más de un millón de visitas en Twitter y otras redes sociales, y provocó un debate nacional sobre la política de vacunas del gobierno. Zulma publicó una foto de ella de pie con zapatos de gran tamaño que decía: "Ponte en mis zapatos". Pronto, los adolescentes de todo México comenzaron a publicar la misma imagen y el hashtag #VaccinateKids se convirtió en un tema de tendencia.
El presidente Andrés Manuel López Obrador ha dicho que las compañías farmacéuticas quieren asustar a los países para que compren más vacunas, ya sea para niños o para una tercera dosis, temas que, según dijo, requieren más estudios científicos.


“Podrían asustarnos diciendo 'No puedo creer que no esté vacunando a los niños'”, dijo. "Pero no vamos a ser rehenes de eso".


Una semana después del video, el gobierno de México acordó vacunar hasta 1 millón de menores de 12 a 17 años considerados en riesgo, incluidos aquellos con diabetes, cáncer u otras condiciones previas. Dijo que no tenía planes de vacunar a menores sin condiciones preexistentes, un estimado de 12 millones de adolescentes.

Muchos países están debatiendo los méritos de vacunar a los menores y existen algunas preocupaciones sobre las vacunas que causan una enfermedad cardíaca poco común entre los adolescentes por lo demás sanos. El Reino Unido comenzó a vacunar a niños sanos de 12 a 15 años en las últimas semanas después de una revisión de los cuatro directores médicos del país.


La posición de México sobre el tema contrasta con la mayoría de las naciones industrializadas y otros países latinoamericanos. Brasil, Argentina, Colombia, Perú y Chile ahora están vacunando a menores. Uruguay comenzó a principios de junio. Estados Unidos reveló esta semana planes para vacunar a niños de 5 a 11 años, en espera de la aprobación de las autoridades sanitarias.


México ha registrado oficialmente 1,110 muertes por Covid-19 en personas menores de 19 años, según el Ministerio de Salud, muchas probablemente con una condición de salud subyacente. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. Dijeron esta semana que un nuevo estudio mostró que la vacunación redujo el riesgo de hospitalización entre los jóvenes de 12 a 18 años en un 93%.


Muchos mexicanos están haciendo todo lo posible para asegurar vacunas para sus adolescentes. Decenas de miles han volado a Estados Unidos. El estado fronterizo de Coahuila, en el norte de México, organizó autobuses para transportar a los menores a Texas para que recibieran vacunas.

 

En todo México, miles de menores y sus padres han presentado demandas. En los últimos días, una demanda de una niña de 15 años anónima llevó a un juez federal a ordenar al gobierno que vacune a todas las personas de entre 12 y 18 años que quieran una inyección, argumentando que la política discrimina por motivos de edad."

 

El reconocido periódico The Wall Street, destacó que a raíz del caso de Zulma, más familias de menores han levantado la voz para que también sean vacunados.


"Cuando Adriana Sofia Raigosa, una mujer de 45 años y madre de tres adolescentes en el centro de México, vio las noticias sobre Zulma, contrató a un abogado y presentó una demanda por su hijo Marcelo, de 13 años, que también tiene diabetes tipo 1. Un juez estuvo de acuerdo y ella siguió con otra apelación exitosa para Maximiliano, de 16 años, a pesar de que no tiene condiciones subyacentes.
“Zulma nos inspiró”" Se lee en el texto viralizado desde redes sociales, que inclusó valió una tendencia en Twitter.