Valeria San Román Zamora, prima de la senadora panista Indira Rosales San Román, enfrenta una orden de arresto por el desacato de un mandato judicial para cumplir con el pago de rentas pendientes del inmueble donde tiene su restaurante “La Gran Dictadura”.

 

El arresto de 10 horas, ordenado por Joaquín Reyes Martínez, titular del Juzgado Segundo de Primera Instancia, fue turnado a la Policía Municipal de Boca del Río, para que proceda a la búsqueda y localización de Valeria San Román.


De acuerdo con Felipe Fernández Fourzan, abogado de la parte acusatoria, Valeria San Román debe al dueño del inmueble un monto superior al millón trescientos mil pesos por rentas vencidas desde hace más de un año.


Valeria San Román firmó un contrato de cinco años por la renta del inmueble en donde se ubica el restaurante de “La Gran Dictadura”, con domicilio en el boulevard Ruiz Cortines número 3468, en el fraccionamiento Costa de Oro de Boca del Río.


Según Felipe Fernández, la empresaria incumplió con el pago de 70 mil pesos mensuales por la renta del lugar y otras cantidades establecidas en el contrato por accesorios que se encuentran en el inmueble.


Valeria San Román enfrenta el juicio ordinario civil 597/20, en el que hace más de un año se le demandó la rescisión del contrato por escrito por el incumplimiento del pago de las rentas del inmueble.


Posteriormente, el juez concedió a la parte demandante un embargo precautorio sobre la administración de “La Gran Dictadura” y se notificó a la empresaria un apercibimiento de orden de arresto en su contra.


Felipe Fernández Fourzan explicó que a pesar de las medidas de apercibimiento, el restaurante “La Gran Dictadura” continúa funcionando y tiene eventos programados para próximas fechas.


El abogado comentó que desconoce si Valeria San Román Zamora se aprovecha de la posición de su prima, la senadora Indira Rosales, por lo que la parte demandante está enfocada en que la empresaria pague la deuda.