Tomás José Ruiz González y Fernando Charleston Hernández, ex Secretarios de Finanzas; así como Gabriel Deantes Ramos, exsubsecretario de Finanzas; y José Francisco Díaz Valenzuela, ex subdirector de Operación Financiera fueron vinculados a proceso por el delito de peculado.

 

Los exfuncionarios duartista llevarán el proceso en libertad, pues el ilícito no implica prisión preventiva. La Fiscalía General de la República tendrá cuatro meses para acreditar el desvío de más de 2 mil millones de pesos del sector educativo.

 

Datos publicados en un periodo de circulación nacional, confirma que los cuatro colaboradores de Javier Duarte, en el periodo 2010-2016, tendrán que responder por el manejo financiero que hicieron desde la Sefiplan.

 

Francisco Enrique Manuel Negrete Márquez, juez de control del Centro de Justicia Penal Federal de Xalapa, Veracruz, procesó a los cuatro exfuncionarios por el delito de peculado.

 

El delito de que se les acusas se castiga con una pena que va desde los dos años ocho meses de prisión hasta los 18 años con ocho meses de prisión, debido al monto y porque se trata de aportaciones federales, establece el artículo 223 del Código Penal Federal.

 

En audiencia, este 27 de octubre, el juez Negrete ratificó lo decidido en la audiencia inicial, de no imponerles medidas cautelares a los procesados, porque siempre han comparecido ante autoridades ministeriales o judiciales.

 

Los fiscales federales Rodrigo Arellano Sandoval y Gilberto Salazar Aguilar responsabilizaron a los ex funcionarios haber tenido bajo su administración y desviado 2 mil millones de pesos, derivados de la "Solicitud y Entrega de Apoyos Financieros Extraordinarios No Regularizables", del 12 de diciembre de 2012.

 

La acusación detalla que en diciembre de 2012, al recibir la participación federal, transfirieron la mayoría del dinero a una cuenta concentradora de la Sefiplan y no a las instituciones a las que estaba destinada, mientras que en diciembre de 2013 también habría sucedido lo mismo con 100 mil pesos.

 

Los recursos fueron aportados por la Federación con base en el Convenio de Apoyo Financiero, celebrado por la Secretaría de Educación Pública con el Gobierno de Veracruz.

 

Aunque el volumen de la imputación original son 2 mil millones de pesos, a los imputados se les procesó por cantidades distintas comprendidas dentro de la misma, como es el caso de Charleston, a quien le atribuyeron solo la operación de 100 mil pesos de fines de 2013.

 

Formalmente, el Gobierno de Duarte tramitó la solicitud del financiamiento como un "apoyo para solventar gastos inherentes a la operación y prestación de servicios en educación en el estado", con base en la disponibilidad presupuestaria del ejercicio fiscal 2012.

 

La imputación judicializada tiene su origen en una denuncia de la Auditoría Superior de la Federación (ASF) y en los testimonios rendidos por Tarek Abdalá, ex Tesorero de Duarte y hoy testigo colaborador de la FGR.

 

El exdiputado federal estuvo relacionado con desvíos por 57 mil millones de pesos en el Gobierno de Javier Duarte, y por tal motivo se le iniciaron 11 averiguaciones previas y 32 carpetas de investigación. También le fue girada una orden de aprehensión, pero ahora la FGR lo tiene como testigo protegido.

 

En sus testimonios, Abdalá destalló que por órdenes de Javier Duarte, la Sefiplan de Veracruz omitió información en los estados financieros para no romper sus acuerdos con bancos y acreedores, ocultó déficits presupuestarios y reportó ahorros netos inexistentes.

 

 

"En la cuenta pública consolidada del año 2011 se había establecido que existía un ahorro neto del ejercicio que ascendía a 2 mil 699 millones 141 mil 7 pesos, cuando en realidad existía un déficit presupuestario de aproximadamente 12 mil millones de pesos anuales", declaró.

 

 

Se prevé que en breve la FGR imputará nuevos delitos a más exfuncionarios del periodo de Javier Duarte de Ochoa.

 

A la fecha Veracruz ha sido observado por el mal manejo de 66 mil millones de pesos desviados principalmente en la administración del exgobernador Javier Duarte. Por estos casos se han presentado ya 86 denuncias.

 

Este jueves 29 de octubre, Tomás Ruiz, ex secretario de Finanzas y Planeación duartista, aclaró que no fue denunciado, sino implicado por Tarek Abdalá. Mismo a quien a denunciado dos ocasiones por el delito de falsedad en declaraciones, ya que no tiene prueba de las acusaciones que ha realizado.