De no solventarse a tiempo, 263 investigaciones de probable responsabilidad administrativa en la cuenta pública 2019 podrían derivar en denuncias penales o sanciones administrativas, advirtió la titular del Órgano de Fiscalización Superior (ORFIS), Delia González Cobos.

Las investigaciones, que implican a funcionarios municipales y estatales son producto de la elaboración de los informes de las cuentas públicas que incluyen informes de faltas no graves que implican una responsabilidad administrativa, pero que de no acatarse, se daría vista a las autoridades correspondientes.

La auditora general señaló que los contralores internos de municipios y de dependencias y entes estatales también tienen la responsabilidad de proceder conforme corresponda, aunque el ORFIS realiza un seguimiento.

“Lo que hicimos fue, como señala la Ley, hacerlas del conocimiento de los contralores internos de los municipios o de los entes estatales en las que detectamos desde 2019. De 2020 estamos esperando la publicación por parte del Congreso para iniciar los procedimientos.

 

“De 2019 tenemos iniciados 263 procedimientos de investigación y estamos trabajando en ellos para en cuanto antes realizar las acciones que correspondan”, declaró en entrevista.

 

La auditora enfatizó que estas son faltas no graves, como documentación faltante o recursos que deben ser reintegrados o aclarados respecto a su fin y cómo se utilizaron, además de situaciones que tienen que ver con el cumplimiento estricto de la Ley.

“Podría derivar en que presentemos una denuncia ante las autoridades”, subrayó González Cobos, quien reiteró que están a la espera de proceder con los informes de la cuenta pública 2020 en cuanto tengan la autorización.